España se queda sin medallas en Melbourne, pero se va con grandes sensaciones




La gran vencedora de esta cita fue la australiana Anna Meares, que ganó dos oros, un bronce y batió el récord mundial de 500m. 

Los Mundiales de pista de Melbourne celebrados desde el pasado miércoles 4 de abril al domingo 8 no han sido productivos en cuanto a medallas para España, que no tenía esta cita como clave en el calendario, sino más bien como preparación para Londres. Sin embargo, las sensaciones han sido muy positivas, especialmente del equipo femenino de velocidad formado por Helena Casas y Tania Calvo que, a pesar de todo, no pudieron lograr una plaza para la cita olímpica. También el equipo de persecución masculino, que estuvo cerca de las medallas y logró batir el récord nacional de España, marca que también superaría Tania Calvo en los 500m.

Los grandes dominadores fueron Australia y Gran Bretaña, que coparon 15 y 12 medallas respectivamente y entre los dos se llevaron 12 de los 19 oros, repartiéndose 6 cada una de las federaciones. En estos campeonatos se han batido dos récords del mundo. El primero lo batieron los componentes del equipo británico de persecución y el otro lo pulverizó la australiana Anna Meares en los 500m, aunque la ciclista local no salió satisfecha de estos mundiales, a pesar de lograr dos oros, el de 500m y el de keirin, pero se le quedó la espina clavada en la velocidad individual, donde se tuvo que conformar con el bronce, ya que el oro se lo llevó la británica Pendleton.

Masculino

La persecución por equipos masculino dejó buenas sensaciones en el combinado español. El equipo formado por Pablo Aitor Bernal, Asier Maetzu, Sebastián Mora y Albert Torres no lograron meterse en la final, pero firmaron una gran quinta plaza final, batiendo el récord nacional de la disciplina con un tiempo de 4:01,707, medio segundo superior a la marca anterior, correspondiente a los Juegos Olímpicos de Atenas 2004. El oro fue para el equipo británico, formado por Edward Clancy, Peter Kennaugh, Steven Burke y Geraint Thomas, que además logró el récord mundial parando el crono en 3:53,295. La plata fue para el equipo australiano, a más de 100 milésimas de los británicos y el bronce para Nueva Zelanda.

En el scratch masculino nos representaba Pablo Aitor Bernal. El ciclista español tuvo una actuación notable y logró la novena plaza. Las medallas fueron para el británico Ben Swift, que logró el campeonato del mundo, seguido del sudafricano Nolan Hoffman y el holandés Wim Stroetinga. Otra disciplina en la que en principio arrancaba la selección nacional sin opciones de medalla era el kilómetro. Nuestro representante en esta prueba era el navarro Juan Peralta, que logró la decimotercera plaza con un tiempo de 1:02,704. El oro en esta prueba fue para el alemán Stefan Nimke con un tiempo de 1:00,082, seguido del francés Michael D'Almeida y el neozelandés Simon Van Velthooven.

Una de las pruebas en las que había posibilidad de medalla para los nuestros era el omnium, en el que estábamos representados por Eloy Teruel. El ciclista murciano no pudo cumplir estas expectativas y concluyó en la décima plaza. La mejor plaza para el español la consiguió en puntuación, donde fue segundo y la peor en la carrera por eliminación, donde quedó 23º. La puntuación final de nuestro representante fue de 72, muy lejos del oro, el australiano Glenn O'Shea, que acabó con 22 puntos. El podio lo completaron el canadiense Zach Bell con 28 puntos y el danés Lasse Norman Hansen con 29 puntos. La velocidad individual masculina contaba con dos representantes españoles, Hodei Mazkiarán y Juan Peralta, ambos eliminados en dieciseisavos de final, el primero eliminado por el francés Kevin Sireau y el navarro por el 'aussie' Shane Perkins. El oro se lo llevó el galo Gregory Bauge, mientras que la plata fue para el británico Jason Kenny y el bronce para el también procedente del Reino Unido Chris Hoy.

También hubo dos representantes españoles en la persecución individual, Asier Maeztu y Sebastián Mora, que quedaron octavo y decimoquinto respectivamente. El vasco realizó un tiempo de 4:23,334 mientras que el castellonense paró el crono en 4:28,094. Ninguno de los dos llegó a la final, copada por 3 australianos y un neozelandés. El oro fue para el 'aussie' Michael Hepburn con un tiempo de 4:15,839, mientras que la plata fue para su compatriota Jack Bobridge y el bronce para el neozelandés Westley Gough. En puntuación Unai Elorriaga estuvo cerca del podio, ya que finalizó la prueba en quinta posición, con una marca de 24 puntos. El oro en esta disciplina fue para australiano Cameron Meyer, con 33 puntos, seguido del británico Ben Swift y el belga Kenny De Ketele.

Hodei Mazkiarán fue el representante español en el Keirin. El vasco no logró meterse en la final, pero acabó en un meritoria undécima posición. El oro fue para el británico Chris Hoy, seguido del alemán Maximilian Levy y el bronce fue para el también procedente del Reino Unido Jason Kenny. La última prueba masculina con representación española era el madison, en el que participaban los españoles Sebastián Mora y Albert Torres, que finalizaron en quinta posición con 7 puntos. El oro fue para los belgas Kenny de Ketele y Gijs Van Hoecke con 24 puntos. El podio lo completaron los británicos Ben Swift y Geraint Thomas y los australianos Leigh Howard y Cameron Meyer.

Las única prueba masculina sin representación española fue la velocidad por equipos En esta prueba el oro fue para el equipo australiano, formado por Shane Perkins, Scott Sunderland y Matthew Glaetzer con un tiempo de 43,266, solo una milésima mejor que el equipo francés, que se tuvo que conformar con la plata. El tercer cajón del podio lo ocupó el equipo de Nueva Zelanda.

Femenino

 

La gran baza de la pista española en la categoría femenina era Leire Olaberría, que competía en dos pruebas, puntuación y omnium. La donostierra registró un sexto puesto en la puntuación, con una marca final de 11 puntos. El oro fue para la rusa Anastasia Chulkova con 31 puntos, seguida de la canadiense Jasmin Glaesser y la irlandesa Caroline Ryan. En el omnium, la española finalizó en octava posición con 62 puntos. En las distintas pruebas de la disciplina, la vasca logró el mejor resultado en el scratch, en la que ganó, mientras que el peor resultado fue en eliminación, donde quedó 21ª. El oro fue para la británica Laura Trott con 28 puntos, seguida de la australiana Anette Edmonson y la estadounidense Sarah Hammer.

Helena Casas fue la representante española en el scratch, en el que la catalana finalizó en séptima posición. El oro en esta disciplina fue para la polaca Katarzyna Pawlowska, a la que acompañaron en el podio la australiana Melissa Hoskins y la belga Kelly Druyts. En el 500m competía la vitoriana Tania Calvo, que acababa en undécima posición y batía el récord de España con una marca de 34,614. El oro fue para la australiana Ana Meares, que pulverizaba el récord mundial con un tiempo de 33,010.

La competición en la que más se jugaba la expedición española era en la velocidad por equipos femenina. Las españolas Helena Casas y Tania Calvo necesitaban que las venezolanas quedasen tres puestos por encima de Nueva Zelanda para poder estar en la cita olímpica de Londres. Este objetivo no se pudo cumplir, ya que las sudamericanas acabaron décimas y las oceánicas undécimas. Nuestras representantes mejoraron la posición de estas dos selecciones y quedaron en novena posición, batiendo el récord nacional en esta categoría con un tiempo de 34,276. El oro en esta disciplina fue para las alemanas Miriam Welte y Kristina Vogel, con una marca de 32,630, acompañadas en el podio por las australianas Anna Meares y Kaarle McCulloch y las chinas Jinjie Gong y Shuang Guo.

En el resto de pruebas femeninas no había representación española. En la persecución por equipos el oro fue las británicas Danielle King, Laura Trott y Joanna Rowsell, con un tiempo de 3:15,720, seguidas de las australianas Anette Edmonson, Melissa Hoskins y Josephine Tomkins y las canadienses Tara Whitten, Jasmin Glaesser y Gillian Carleton.  En la persecución individual el metal dorado se lo llevó la neozelandesa Allison Shanks con una marca de 3:30,199, la plata fue para la británica Wendy Houvenaghel y el bronce para la 'aussie' Ashlee Ankudinoff. En la velocidad individual el triunfo fue para la británica Victoria Pendleton, parando el crono en 11,603, seguida de la lituana Simona Krupeckaite y la plusmarquista australiana Anna Meares. Por último, el oro en keirin fue para Anna Meares, acompañada en el podio de la rusa Ekaterina Gnidenko y la germana Kristina Vogel.

MEDALLERO

 

ORO

PLATA

BRONCE

TOTAL

AUSTRALIA

6

6

3

15

GRAN BRETAÑA

6

4

3

12

ALEMANIA

2

2

1

5

FRANCIA

1

2

0

3

RUSIA

1

1

0

2

NUEVA ZELANDA

1

0

4

5

BÉLGICA

1

0

2

3

POLONIA

1

0

0

1

CANADÁ

0

2

1

3

LITUANIA

0

1

0

1

SUDÁFRICA

0

1

0

1

CHINA

0

0

1

1

DINAMARCA

0

0

1

1

IRLANDA

0

0

1

1

HOLANDA

0

0

1

1

ESTADOS UNIDOS

0

0

1

1

 


1 Comentario

    Trackbacks/Pingbacks

    1. [...] En la ciudad australiana la delegación española, que partía sin opciones reales de medalla, volvió a la Península Ibérica con las manos vacías, pero con unas sensaciones muy positivas. Los nuestros participaron en casi todas las pruebas y rozaron los metales en varias de ellas, como en la persecución masculina donde los españoles fueron quintos y batieron el récord nacional. En el medallero se vivió un gran duelo entre australianos y británicos por la hegemonía del mismo que se llevaron los "aussies" a pesar de que los europeos tenían mayor número de medallas, pero los locales superaban el número de platas de los anglosajones. La gran triunfadora de esta cita fue una australiana, Anna Meares, un mito de la pista que logró dos oros, un bronce y batió un récord del mundo en los 500 metros.   [...]

    Deja un Comentario