El recorrido de un Tour de Francia centenario




Más montaña y menos contrarrelojes largas son la nota característica de esta nueva edición de la ronda gala.

El próximo miércoles 24 de octubre, a partir de las 11 de la mañana, se presentará en París la edición centenaria del Tour de Francia, y dos horas más tarde el recorrido será colgado en la página web oficial de la carrera. Los cien años de la carrera se celebraron en 2003, pero a causa de las interrupciones por las Guerras Mundiales es en 2013 cuando se cumplen 100 ediciones de esta competición.

En esta edición, la grande boucle recuperará parte de la montaña que perdió en la última edición, condición que caracterizaba a la ronda francesa en los últimos años. Hombres como Bradley Wiggins tendrán mucho más complicado repetir grandes actuaciones, ya que desaparecerán las contrarrelojes llanas de grandes kilometraje y se acercarán más al estilo de la Vuelta a España, con pruebas cronometradas más cortas o con algún repecho.

A la carrera regresa un puerto que causó buenas impresiones en 2009, el Mont Ventoux, que se ascenderá el 14 de julio, fiesta nacional en Francia, y se convertirá en uno de los días clave de esta competición. Cabe recordar que en este escenario Bradley Wiggins perdió el podio del Tour 2009 en favor del americano Lance Armstrong y Alberto Contador consolidó su victoria en la general.

Otra novedad que trae el Tour número 100 es la incursión por primera vez en la historia de la ronda francesa por carreteras de Córcega. La organización de la prueba acordó con las plataformas nacionalistas e independentistas corsas, siempre contrarias a la carrera, el paso de la grande boucle por la isla, con tres etapas, las tres iniciales, sin contrarrelojes y con constantes subidas y bajadas por carreteras estrechas.

Este Tour también se diferencia de los anteriores en que no saldrá de territorio francés durante las tres semanas de competición. La primera contrarreloj, que no se disputará en Córcega, se celebrará en Niza en la cuarta etapa, será por equipos y muy corta, de 20 kilómetros en la que apenas habrá diferencias. Tras ella, se llegará a los Pirineos a través de Marsella y Montpellier. El bloque de montaña pirenaica se compondrá de dos etapas, una con llegada en Ax 3 Domaines, muy cerca de la frontera con Andorra, y otra con final en Bagnères de Bigorre, sin meta en alto pero será una jornada en la que el pelotón tendrá que superar los mitos Aspin y Tourmalet.

Tras estos primeros esfuerzos se llegará a la primera jornada de descanso en Nantes tras un recorrido neutralizado que los ciclistas harás desde Pau en avión para adentrarse en las bellas regiones de Normandía y Bretaña, donde se disputará la gran contrarreloj llana, la del Mont Saint Michel, donde puede atragantársele la carrera a los escaladores como Schleck, Contador, Valverde o, especialmente, a Joaquim Rodríguez, si es que deciden asistir a la ronda gala. Este será el único obstáculo en el camino para los mejores de la montaña, previo a la ascensión al Mont Ventoux y el bloque alpino.

En Los Alpes los ciclistas se encontrarán con otro de los grandes colosos del ciclismo mundial, el Alpe d'Huez, que será escalado el 18 de julio dos veces, algo nunca visto, gracias a una pista forestal que se ha asfaltado, caso muy parecido al del Cuitu Negru asturleonés. Esta, sin duda alguna, será la etapa reina de un Tour que finalizará, como es costumbre, en París, donde parece que se realizará una jornada nocturna en la que se llegará a las 22:30 horas a los Campos Elíseos y donde se conmemorarán la edición centenaria de la grande boucle con fuegos artificiales.


1 Comentario

  1. Abelardo dice:

    Quiero saber en qué parte, en qué sector de la Promenade Das Anglais – Avenida de lo Ingleses – Se desarrollarán los 25 km. de contra reloj – en la 4ta. etapa. Gracias por responderme. Soy Argentino y este año estaremos allí para “vivir” el tour.

Trackbacks/Pingbacks

    Deja un Comentario