De Belfast a Trieste con 21 escalas




El Giro de Italia presenta un recorrido montañoso que se inicia en Irlanda y con dos claros favoritos: Nairo Quintana y Joaquim Rodríguez

Mapa del Giro 2014. Foto: La Gazzetta dello Sport

Mapa del Giro 2014. Foto: La Gazzetta dello Sport

Llega el Giro de Italia, la primera de las tres grandes del año. Con un recorrido exótico, en el que la carrera se inicia en Belfast y recorre durante las tres primeras etapas Irlanda, la montaña es la tónica habitual de la carrera. En estas jornadas de duras y empinadas rampas se decidirá el Giro, que tendrá a las contrarrelojes como complemento, ya que una es una cronoescalada y la otra tiene dos dificultades montañosas de por medio.

El recorrido

Como ya se ha señalado, la carrera empieza en Belfast con un contrarreloj por equipos. Irlanda acogerá otra dos etapas más que finalizarán, previsiblemente, al sprint, y en las que los favoritos tratarán de no perder el Giro. Tras ello llega la primera jornada de descanso para trasladarse a Italia y partir desde Giovinazzo en otra etapa para velocistas.

La quinta etapa es el primer final en alto que, pese a que no es de gran dificultad, Viggiano puede hacer las primeras diferencias. La sexta y la octava etapa con final en Montecassino y Montecopiolo son otros dos finales de este tipo, aunque este último algo más duro y largo. Entre medias habrá otra oportunidad para los sprinters en Foligno.

El primer gran coloso llegará el domingo 18 de mayo en la novena etapa con la ascensión a Sestola, un puerto largo y difícil que ya servirá para medir las fuerzas de los favoritos. Tras ello descanso y dos etapas de transición que serán más oportunidades para los sprinters o para una fuga. Después llegará la contrarreloj de Barolo, con una dificultad montañosa al inicio de recorrido y otra más suave al final y con la meta picando hacia arriba. Tras la crono llegará la última etapa llana antes de que la carrera se sumerja en los Dolomitas.

Oropa, Plan di Montecampionne y Val Martello. Este es el tríptico dolomita que ofrece el Giro, con etapas duras, especialmente la última con la ascensión a Gavia y Stelvio antes del escalar otro coloso como Val Martello. Tres colosos en una etapa reina en la que solo los mejores podrán aguantar adelante. Tras ello un pequeño descanso con la etapa de Vittorio Veneto y vuelta a la acción con la ascensión a Panarotta, la cronoescalada del Monte Grappa y el colofón final, el Zoncolan. Por último queda la etapa de Trieste, óptima para velocistas.

Los favoritos

Si hablamos de favoritos, hay que destacar sobremanera dos nombres: Nairo Quintana y Joaquim Rodríguez. El colombiano afronta su primera grande como líder del Movistar, algo que no le ha impedido firmar grandes actuaciones en la Vuelta 2012 y el Tour 2013, pero ahora llega a Italia con el objetivo de acabar vestido de rosa. Por otro lado está Joaquim Rodríguez, que quiere sacarse la espina de 2012, cuando perdió el Giro por 16 segundos y ganar, por fin, una grande, algo que ha rozado durante varios años.

Un peldaño por debajo encontramos a los ‘outsiders’. Ahí se debe incluir al incombustible Ivan Basso, Cadel Evans, Michele Scarponi, Dan Martin, Nicholas Roche o Rigoberto Urán. Presumiblemente, estos hombres tratarán de poner las cosas difíciles a los citados anteriormente, aunque no hay que dejar de lado a los Trek con Robert Kiserlovski, Julián Arrendondo y Ricardo Zoidl, a Domenico Pozzovivo o a Mikel Landa.

Respecto a los sprinters, destaca la presencia de Marcel Kittel, que tendrá como grandes rivales a Giacomo Nizzolo, Ben Swift, Nacer Bouhanni, Michael Matthews o Elia Viviani.


Deja un Comentario