Previa Grupo D: “Donde España debe presentar su candidatura al Mundial”




Tras la desgracia del Madrid Arena la organización ha tenido que buscar una nueva sede para el Mundial. Se habló, incluso, de cambiar de ciudad pero finalmente se encontró una buena salida para aquel problema de última hora. El grupo D, en el que se encuentra España, tiene su sede en Madrid, en la Caja Mágica. Con capacidad para más de 12.000 espectadores mañana viviremos allí la inauguración del Mundial.

Los equipos del grupo D:

ESPAÑA

Desde que el 2 de octubre de 2010 la Federación Internacional de balonmano eligiera nuestro país como sede del Mundial de 2013, la selección de Valero Rivera se marcó una fecha en rojo en el calendario. España afronta su Mundial con la responsabilidad y la motivación que lleva intrínseca ser el organizador de un gran torneo. Históricamente, e independientemente del deporte que tratemos, el equipo del país anfitrión ha visto aumentado su potencial de manera significativa. España es, de por sí , una selección importante, con jugadores de talla mundial. Pero por una razón o por otra, en los últimos grandes campeonatos hemos sido apeados a las puertas de la gloria. Ahora, y con el calor del público español, el equipo de Valero Rivera tratará de colgarse la medalla de oro el día 27 de enero en el Palau Sant Jordi de Barcelona.

Sin títulocalendarioDDeberá sobreponerse a las bajas por lesión de Raúl Entrerríos (probablemente el jugador nacional más en forma de los últimos meses) y de Cristian Ugalde, que no estarán en la cita por infortunios de última hora. A pesar de las ausencias, la selección española cuenta con un plantel envidiable, y con recambios de garantías en todas las posiciones.

Julen Aguinagalde es el jugador más decisivo del combinado español. El irundarra es considerado el mejor pivote del planeta, y aspira a conseguir el galardón que entrega la IHF a mejor jugador del mundo en 2012. Otro veterano, Alberto Entrerríos, vuelve a la selección después de perderse los JJOO de Londres. Su talento y su experiencia lo convierten en uno de los pilares del equipo.

Pero no todo es ataque. Tal y cómo vimos en el “Memorial Domingo Bárcenas”, la principal arma del conjunto de Valero Rivera es la defensa. Una defensa que estará comandada por el barcelonista Viran Morros, un especialista que fue nombrado mejor defensor del pasado campeonato de Europa celebrado en Serbia. En la portería, Arpad Sterbik deberá asumir más responsabilidad ante la ausencia de José Javier Hombrados.

Albert Rocas, Jorge Maqueda, Víctor Tomás, Dani Sarmiento, José Manuel Sierra, Aitor Ariño, Joan Cañellas, Ángel Montoro, Carlos Ruesga, Antonio García, Valero Rivera Folch, Gedeón Guardiola y Gonzalo Pérez de Vargas completan la lista de una selección que buscará subirse a lo más alto del podio cómo ya hiciera en Túnez 2005. Hay motivos para creer.

 CROACIA

Hablar de Croacia y relacionarlo con el balonmano es sinónimo de grandeza, poder y favoritismo, siempre ligado. Independientemente del plantel, la selección croata de balonmano es un rival temible en cualquier campeonato. O al menos así ha sido hasta ahora. Pero en este Mundial el combinado entrenado por Slavko Goluza debe reinventarse, y sobreponerse a la baja del mejor jugador croata de la historia, el genio Ivano Balic.

El propio Balic dijo un día que el “genio” es aquel que hace lo que para los talentosos es imposible. Tener a un jugador capaz de hacer lo imposible y permitirse el lujo de prescindir de él es un tanto temeroso. Las explicaciones sobre la ausencia de Balic no han sido del todo convincentes, pero el tema está zanjado, según el propio entrenador croata.

A la ausencia de Balic se unen las del portero Venio Losert y el lateral Denis Buntic por lesión. Pero a Croacia siempre le quedan balas en la recámara; las de estrellas como Duvnjak (Hamgurgo) o Mark Kopljar (PSG), además de jóvenes talentos que tomarán la alternativa en esta cita mundialista. ¿Será suficiente?

EGIPTO

El que crea que la selección egipcia viene a Madrid a ser una mera comparsa se equivoca en rotundo. Cierto es que Egipto no es el potente combinado de principios de siglo que llegó a terminar en cuarta posición en el Mundial del 2001 celebrado en Francia, pero los Faraones son un equipo rejuvenecido que aspira a recuperar la supremacía en el continente africano.

El seleccionador Abdeltawab ha dejado fuera de la lista a Hussein Zaki, ex de Ciudad Real y CAI Zaragoza, a pesar de su buena temporada con Dubai. Por el contrario, otro veterano, Mohamed El Nakib (PSG), sí ha sido incluido en la lista del preparador egipcio. La convocatoria la completan jugadores insultantemente jóvenes, como Mostafa Khalil, un joven de 19 años al que habrá que seguir de cerca. Marruecos y Argelia se jugarán casi con total seguridad la cuarta plaza de este grupo.

ARGELIA

La selección de Argelia combina un ataque rápido con una defensa correosa. Su condición física es la mejor arma de un equipo anárquico.

La última vez que vimos a Argelia fue en el Preolímpico de Alicante de 2012. Pese a perder los 3 partidos los africanos dieron buena impresión. Tácticamente su seleccionador, Salah Bouchekriou, suele sorprender con una defensa en 3-2-1, poco habitual en el balonmano europeo.

Para un grupo que no acostumbra a juntarse los dos primeros partidos, frente a Croacia y España, serán poco más que enfrentamientos de pretemporada. Su Mundial llegará cuando se enfrenten a Egipto y Australia. Todo apunta a que  las dos selecciones africanas se disputarán una plaza en octavos.

AUSTRALIA

La selección oceánica es la gran cenicienta del Mundial y el conjunto más desconocido. En 5 de sus 6 participaciones en los mundiales de balonmano ha terminado en última posición. Australia solo ha participado en los Juegos Olímpicos de Sidney como anfitriona.

El balonmano es un deporte casi desconocido en nuestras antípodas por lo que una simple victoria sería todo un éxito para ellos. A las órdenes de Taip Ramadani destacan nombres como el del capitán Bevan Calvert (del TSV Altenholz alemán), Martin Najdovski (del HBK Trelleborg sueco) o Kristofer Karlsson (del AIK sueco)

HUNGRÍA

La de Hungría es una selección potente. Un bloque fuerte, veterano y bien conjuntado con la guinda de László Nagy. El lateral, que el pasado verano pudo tomar la decisión de disputar los Juegos Olímpicos y el Mundial con España, es uno de los mejores jugadores del torneo. Su potente y colocado disparo desde 9-10 metros es la garantía húngara para abrir las defensas rivales.

El pasado verano en Londres los chicos de Lajos Mocsai fueron cuartos, tras perder por un solo tanto en la semifinal. Sin embargo en aquel torneo España gano a los húngaros en la fase de grupos 22-33. Deberían pasar el grupo sin problemas y, a partir de ahí, como dijo su entrenador “ir partido a partido”.

Nuestra previsión

España debería ganar el grupo sin muchas complicaciones pero una derrota contra Croacia le relegaría al segundo puesto. Hungría debería pasar como tercera y la última plaza para octavos se la jugarán las dos selecciones africanas. Egipto parece ser mejor que Argelia a la que ya gano el año pasado en el campeonato continental. Australia, con su equipo semiamateur, sueña con una simple victoria.


Deja un Comentario