Pablo Cacheda: “Los resultados van a llegar”




Antes de una sesión de recuperación de su maltrecha rodilla que le tiene apartado de las canchas desde el inicio del campeonato, Pablo Cacheda (Lalín, 9 de enero de 1992) nos atiende en Huerta del Rey para repasar como se encuentra después de su operación, el pasado campeonato del mundo con la selección española junior y la actualidad del Cuatro Rayas:

Pablo Cacheda durante la celebración del Campeonato Mediterráneo

Pablo Cacheda durante la celebración del Campeonato Mediterráneo

SomosOlimpicos: Muy buenas tardes Pablo.

Pablo Cacheda: Hola muy buenas.

SO: Lo primero, ¿Qué tal se encuentra de su lesión?

P.C: Bueno. Evoluciona todo medianamente bien. Todo va según lo previsto y los plazos establecidos hasta ahora así que contento, dentro de lo que cabe, de que todo vaya en buena línea y que las cosas estén saliendo bien.

SO: ¿Fue un chasco tener una lesión tan grave en su llegada a Valladolid?

P.C: Sí, desde luego. Una lesión siempre llega en mal momento pero yo creo que esta me llegó en uno de los peores que me podía llegar. Venía de hacer un campeonato del mundo muy bueno, era la primera vez que salía de casa y encontrarme con esto a los 15 días de llegar a Valladolid pues la verdad que es complicado. Pero bueno, ya está, ya pasó y ya estoy mentalizado. Solo queda trabajar para intentar recuperarse lo mejor y lo antes posible.

SO: Hablabas de plazos de tu lesión, ¿cuándo vuelve Pablo Cacheda?

P.C: En lesiones así tan graves y de tanto tiempo es difícil saberlo. Los seis meses que supuestamente son como mínimo harían que fuese en mediados de marzo. Pero bueno, después también dependerá del nivel que tenga, del ritmo que tenga que coger y demás, y de que todo vaya bien hasta el momento sin ninguna complicación. Hasta el momento no la ha habido así que esperemos que todo vaya mejorando.

SO: Comentaba que era la primera vez que salía de su casa, ¿cómo se lleva esta lesión fuera de su hogar?

P.C: Los primeros días mal la verdad. Tuve suerte de que me pude ir una semana a casa, de poder estar con mis padres aquí también durante la operación y demás, pero la verdad es que se lleva regular. Esto te ayuda también a madurar y a mejorar en otros aspectos de la vida. Empezar a ver las cosas con más valor y bueno, poco a poco.

SO: ¿Se puede decir que Valladolid le ha acogido bien?

P.C: Sí. La verdad es que no tengo absolutamente ningún tipo de queja, todo lo contrario. Son todo buenas palabras para el club, la gente de aquí, que la verdad me está tratando muy bien y se están preocupando mucho por mí. Estoy muy contento.

SO: ¿Cómo se trabaja una lesión de rodilla de este tipo? ¿Qué ejercicios son los que está realizando? ¿Cuál es el proceso?

P.C: Principalmente los primeros meses son un poco de intento de vuelta a la normalidad, volver a ganar los grados que pierdes al estar tanto tiempo con la pierna inmovilizada y que el ligamento vuelva a tener los mismos efectos que antes de la lesión. Eso es lo que estoy haciendo de momento y poco a poco empezará la parte en la que tenga que fortalecer la pierna porque el musculo lo tengo muy debilitado. Después, la vuelta a correr, cambios de dirección y demás para los que falta bastante.

SO: Dejando la lesión al margen, venía de realizar un brillante campeonato del mundo siendo elegido en el 7 inicial. Es cierto que no se pudo con Suecia pero ¿cómo fue?

P.C: Yo creo que el mundial fue muy bueno. Otro año más la selección respondió perfectamente. Teníamos nuestras dudas al principio de la concentración porque no nos estaban saliendo bien las cosas, pero la verdad es que todo salió redondo. Con Suecia no pudimos pero la realidad es que simplemente eran mejores y superiores a nosotros por lo que no hay más que decir. Además lo demostraron al no perder un partido en todo el torneo.

SO: Una de las claves es que el grupo que hay en la selección es excepcional.

P.C: Sí, desde luego. Somos un grupo muy fuerte, probablemente podemos decir que todos somos amigos entre nosotros y esto es muy importante. Cuando nos juntamos disfrutamos un montón, no solo en la pista sino fuera de ella, y luego los resultados están ahí. Está claro que luego sin suerte y cualidades es imposible hacer los resultados que hicimos pero esto es fundamental.

SO: Con Costoya saliéndose en la Asobal, usted como uno de los mejores centrales de la liga al igual que en el pivote con Gonzalo Porras y Alex Dujshevaev ya internacional, ¿os consideráis la mejor generación del balonmano español?

P.C: La verdad es que hay jugadores muy buenos. Como bien dices Costoya está haciendo un muy buen año, Gonzalo el mejor debutante el año pasado, yo hace dos años, de Alex nada que decir… pero bueno, no sé si la mejor generación. Eso solo se demostrará con el paso de los años porque al final una generación puede salir mejor o peor pero solo el tiempo nos hará ver cuántos jugadores de nuestra generación estarán en la selección absoluta y cuantos de otra. De momento hay hornadas muy buenas que son las que hoy nos están dando todos los éxitos en absoluto así que no creo que nosotros podamos decir algo así tan fuerte.

SO: Cambiamos de equipo para pasar a Valladolid, ¿qué le pasa al Cuatro Rayas que no termina de arrancar?

P.C: Es difícil arrancar con tantas bajas, tantos imprevistos como están pasando, pero también es verdad que estamos trabajando bien y el equipo está con ganas. El otro día sacamos un buen empate en Sagunto, un punto en una pista muy complicada después de la mala racha que llevábamos y ahora solo queda seguir trabajando y que la gente nos siga apoyando. Sin duda aquí en Huerta del Rey lo hacen muy bien y mucho y eso nos ayuda al máximo por lo que tiene que seguir siendo uno de nuestros puntos de apoyo. Pero el tema de las lesiones son contratiempos que nos aparecen. Ahora Yeray, Paco lleva un par de semanas también, César Pérez, el central, lesionado, yo lesionado… al final es complicado. Sobre todo en un grupo donde había gente nueva, donde el entrenador es nuevo y lo que más necesita son partidos y entrenamientos juntos. No se está pudiendo dar así que hay que tener un poco de paciencia porque los resultados estoy seguro que llegarán.

SO: La “maldición del central” volvió a aparecer contigo aquí en Valladolid, pero es que el segundo central, César Pérez, también lesionado, ¿al final puede pesar no jugar con un central natural en la posición?

P.C: Esta claro que Ávila, Fernando Hernández o Camino puede hacer un buen papel en la posición pero al final esa no es su posición. Ellos tenían otro papel en el equipo y ahora tienen que amoldarse a esto. Durante toda la pretemporada estuvieron entrenando de otra manera, cogiendo el sistema en otra posición, y ahora también necesitan su tiempo de adaptación para el nuevo puesto. Entonces hay que tener un poco de paciencia y el equipo acabará dando el mejor rendimiento y sacando los resultados, estoy seguro.

SO: Pasamos a algo más personal: sonaron miles de sitios donde podía recalar usted esta temporada, como Aranda o León, también el extranjero… ¿al final porqué elije Valladolid?

P.C: Me gustó mucho la propuesta que hizo el club y Nacho. Tenía ganas de quedarme en España de momento. Tengo 21 años y tiempo de sobra de si se plantea la posibilidad de si se plantea la situación o el momento de salir de España marchar y bueno, fueron bastante las cosas a favor que había en Valladolid. Estar cerca de casa, la afición, lo que representa el club en el balonmano español y fue algo decisivo.

SO: ¿La salida de casa fue lo más amargo que le ha ocurrido hasta el momento?

P.C: No no. Hace años tuve que marchar de mi pueblo hacía Vigo que, quieras que no, es más o menos una hora y cuarto de trayecto pero es irte de casa con 15 años. Eso sí que me costó más pero el año pasado tampoco fue fácil con el descenso en la última jornada del Octavio, y siempre es complicado decirle al club que me lo dio todo y confió en mí desde pequeño que me voy y lo siento mucho. Sobre todo lo que más me fastidiaba era no haberlo podido dejar en la Asobal que, yo creo, es el sitio que se merece. Pero estoy seguro que volverán a ascender. Si no es este año, será el siguiente. Seguro.

SO: Si al partido llega a durar 7 segundos menos…

P.C: Con los resultados que hubo es cierto que con el empate nos hubiese bastado pero bueno, en el momento quisimos arriesgar. Sabíamos que en Aranda iban con diez minutos de retraso y que todo podía pasar porque esto es balonmano y no te puedes fiar ni un pelo de nada porque todo cambia en cuestión de segundos. Al final, el que no arriesga no gana. Nos salió mal pero yo creo que fue una buena decisión por parte de Quique y al final el descenso que, como digo, fue una de las situaciones más amargas que he vivido en mi corta trayectoria y que recordaré siempre.

SO: La último y personal, ¿quién es su referente?

P.C: Desde pequeño crecí con el Portland de Jackson Richardson y pienso que es el jugador que tenía como ídolo. Sobre todo porque era pequeño y es en esa edad cuando tienes ese jugador que siempre está ahí. Esta claro que luego me he fijado en Ivano Balic, Dani Sarmiento, Raúl Entrerríos, que por suerte los tenemos aquí en España y pueden ser un poco mis referentes. Pero Jackson Richardson es con el que crecí y el mayor referente que he tenido.

SO: Muchas gracias y que te recuperes lo antes posible. El Cuatro Rayas te necesita.

P.C: Gracias a ti.


Deja un Comentario