La liga continúa en enero




La selección italiana de balonmano masculino lleva 15 años alejada de una cita importante

Mes de enero, y desde hace unos años, turno para las selecciones nacionales de balonmano. Un año, europeo, otro, mundial. En 2013 tocaba Campeonato del Mundo, y por suerte para los aficionados y seguidores del deporte de Alberto Entrerríos en España, tiene lugar en suelo nacional. Países con gran tradición balonmanista como los nórdicos y donde, compartido con otros deportes -principalmente fútbol o baloncesto- como Francia, Croacia, Serbia, Alemania o la propia España disfrutan del mejor balonmano en primera persona cada inicio de año.

En Italia, no. La afición que tienen a deportes como el fútbol (más de 1.100.000) , el voleibol -el segundo deporte con más jugadores

La linea discontinua de los 9 metros -inferior derecha- en Italia no se ve mucho. Foto Somos Olimpicos

La linea discontinua de los 9 metros -inferior derecha- en Italia no se ve mucho. Foto Somos Olimpicos

federados del país con 330.000 fichas- , baloncesto (320.000) , o, incluso, las actividades subacuáticas y la pesca deportiva (220.000 federados en 2010, según el Comité Olímpico Italiano) hace que el balonmano (37.000 fichas) sea como un deporte minoritario.

Al no tener el interés de mucha gente, la prensa no le dedica mucho espacio. La Gazzetta dello Sport no informa mucho sobre el devenir del campeonato, al igual  que Tuttosport o Il Corriere dello Sport. Poco balonmano en los tres periódicos deportivos mas importantes de Italia. En España, los desconocidos para la mayoría suelen dar el salto cada cuatro años gracias a los Juegos Olímpicos, pero resulta que el balonmano italiano aún no ha debutado en unas Olimpiadas, por lo que esta opción de darse a conocer esta todavía por darse.

1996-1998 Los años en los que Italia se asomó a la élite del balonmano

A finales de 1996, Italia, consiguió uno de sus hitos mas importantes en la historia de su balonmano: clasificarse para el Mundial de 1997. El sueño de muchos aficionados y jugadores azzurri se cumplió un 30 de noviembre tras empatar a 23 con Austria. Los transalpinos lograban así su séptimo punto, uno más que Eslovenia y Suiza, lo que los valió para viajar a Japón. En el país del sol naciente, Italia estuvo encuadrada en el grupo B, con Francia, Suecia, Corea del Sur, Noruega y Argentina. Ganaron a estos últimos y empataron contra los noruegos, sumando así un total de 3 puntos que la situaron en la quinta posición de la tabla, un puesto por debajo del último que daba acceso a los cuartos de final.

Con el debut mundialista aun reciente, la selección italiana afrontaba el torneo de balonmano de los Juegos del Mediterráneo de Bari, donde logró un segundo puesto, igualando así su mejor marca en esta competición. Una primavera mas tarde, aún los campeonatos se disputaban en mayo-junio, Italia repetía en la élite balonmanistica. Esta vez no tuvo que clasificarse, ya que organizaba el Europeo de Balonmano de 1998.

Los resultados aquí fueron algo peores que en el mundial. Cuatro derrotas frente Yugoslavia, Alemania, Francia y Lituania, esta por un solo gol, obligaron a los italianos a disputar el puesto por evitar el farolillo rojo, cosa que hicieron, contra Macedonia. La única victoria, por 29 a 28, en la primera fase llego en la quinta y última jornada, cuando ambos equipos, Italia y Suecia, no se jugaban nada. Sorprendentemente fue el único conjunto que ganó a los nórdicos, ya que éstos ganaron el campeonato.

Desde entonces, la selección italiana de balonmano masculina absoluta no ha vuelto a una fase final continental o mundialista. En varias ocasiones, europeos de 2000 y 2002 y mundial de 2005 se lo llegó a jugar a una carta, pero Noruega, Yugoslavia e Islandia, respectivamente, cerraron la puerta a Italia. Jugando con el factor cancha a favor, las mujeres, en 2001 llegaron hasta octavos de final, -el techo en hombres y mujeres en la élite-. Previamente ya habían logrado conseguir alguna medalla en los Juegos del Mediterráneo, como los hombres, pero de esto ya hace tiempo. Algo mas reciente, para las damas, está el triunfo en la Champions Trophy en 2004, un torneo en cuya final ganaron a las Islas Feroe.

El balonmano italiano hoy

Ahora en 2013, la primera división italiana de balonmano, solo se detiene cuando el combinado nacional tiene partidos de clasificación. Con la disputa del europeo no. Actualmente se están jugando con Grecia y Reino Unido, ya han jugado un partido y le han perdido contra los helénicos,  el pase a la segunda fase clasificatoria del europeo del 2016. Del campeonato del año que viene ya están eliminados. Suiza fue mejor que ellos, que Grecia y Reino Unido -otra vez- , no, pero solo el primero pasaba de ronda. También las chicas están fuera del campeonato del mundo de este año que se disputará en Serbia en diciembre, lo que hace ver que el presente no es muy halagüeño.

Para cambiar la dinámica, por lo menos en el apartado femenino, la federación ha puesto en marcha el equipo de balonmano “Esercito Figh Futura Roma”, un conjunto formado por jóvenes italianas, que para crecer, y con la vista puesta en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Para que se enfrenten a clubes de más nivel, el equipo del organismo balonmanístico italiano  juega en la liga eslovena.

En el mismo fin de semana en el que se decide el campeonato mundial, en Italia se disputarán partidos de liga. En la jornada correspondiente a ese domingo, el vigente campeón y líder del grupo A, la primera división italiana tiene desde este año 3 grupos -los 8 mejores jugarán el playoff- y 31 equipos-, el Loacker Bozen, recibe la visita del Indata Meran. Primero contra cuarto.

En Europa, el recorrido de los italianos no suele ser muy largo. En esta temporada, el Loacker Bozen cayó en primera ronda clasificatoria de la EHF Champions League, por lo que pasó a la segunda ronda de la EHF Cup, donde también perdió. El segundo clasificado, el PlanetWin365 Conversano, jugó la primera ronda de la EHF Cup, la cual no supero. En la Challenger Cup y en categoría femenina, tres cuartas partes de lo mismo, el Pallamano Pressano, en la Challenger masculina, es el único superviviente italiano en el viejo continente.

El fútbol, cuatro mundiales y una eurocopa; el voleibol, tres mundiales en chicos y uno en chicas, por destacar algún deporte, tienen mas nivel y prestigio en Italia que el balonmano. No tiene éste un gran apoyo en Italia. En muchos pabellones no está pintada, como en la mayoría de los españoles, la línea discontinua de los 9 metros.


Deja un Comentario