HUNGRÍA 32- 31 ESPAÑA: Tomori y la falta de concentración tumban a España




Saltaban las españolas a la cancha, rebosantes de confianza y como favoritas para el partido ante Hungría tras haber conseguido ya la clasificación el pasado miércoles. El partido era muy importante, porque supondría dos puntos más para España cara a la “main round”, en la que ya estaban las nuestras.

Sin embargo las cosas no podían comenzar peor para las españolas. Un parcial de 4-0 favorable a Hungría en tan solo 3 minutos obligaba a Jorge Dueñas a pedir tiempo muerto, para intentar meter tensión en el equipo. Nada más salir del tiempo muerto Carmen Martín anotaba el primer tanto español del encuentro, pero las distancias continuaban con un 5-1 húngaro y sobretodo una defensa española muy hundida y menos agresiva de lo que nos tiene acostumbrados.

La reacción no llegaba y por si fuera poco, la portera húngara, Herr, se convertía en la protagonista con dos acciones de auténtico merito. Llegaban las primeras exclusiones para ambos equipos y en el minuto diez la única goleadora del combinado español era Carmen Martín con tres goles y el resultado favorecía a Hungría por 7-3. Silvia Navarro no había conseguido detener ni un solo balón y la tónica continuaba con el 8-3 y en ataque nos cerraban todas las opciones por el centro y nos obligaban a numerosas pérdidas.

Por si fuera poco la suerte también se revolvía contra las españolas, las jugadas acababan en los palos y las húngaras lo utilizaban para salir a la contra y anotar. Se llegaba al minuto 15 con el marcador de 9-6 y un mínimo atisbo de mejora española. La sensación era que con unos pequeños ajustes e intentando detener sobretodo a  Tomori, que parecía la principal amenaza de Hungría, España sería capaz de dar la vuelta al partido.

La reacción llegaba y España crecía desde una gran defensa, Hungría solo era capaz de anotar con lanzamientos desde los 9 metros sobretodo de Tomori que llevaba 4 goles en 18 minutos y medio. En ataque España ya movía la bola con fluidez y generaba lanzamientos sencillos desde los extremos. Así Hungría pedía tiempo muerto ante el miedo de perder toda la renta inicial. Con un tanto de Nerea Pena se llegaba al minuto 20 con el marcador de 12-10 para Hungría.

Aparecían las estrellas españolas, Silvia Navarro comenzaba a parar, Mangué lideraba la defensa y repartía asistencia y Barbosa aportaba cada vez más al juego, además Carmen Martín seguía anotando con cierta fluidez. Las noticias eran buenas y la sensación de que España era superior se traslado al marcador, consiguiendo por primera vez desde el inicio del partido, el empate, en este caso 12. España volvía a desconectar del encuentro momentáneamente y Hungría conseguía un parcial de 2-0 que volvía a distanciar a las húngaras en el electrónico. La defensa volvía a dejar situaciones de tiro muy sencillas para el ataque húngaro, y además España se atascaba en el ataque, no tanto en la fluidez del balón, pero sí a la hora de ejecutar las opciones de anotación.

Las húngaras volvían a hurgar en la herida y conseguía marcharse al descanso con el resultado favorable de 17-14. Tomori era la estrella del partido pasados los primero 30 minutos con 7 tantos en su haber. España había dado diferentes sensaciones, con un inicio fatídico, muy buen juego posterior para remontar y unos 7 últimos minutos muy malos. España daba la impresión de poder superar a Hungría si conseguía seguir todo el partido concentrada y no solo a ratos y por otro lado era muy importante cortar la importante racha de Tomori, máxima artillera Húngara.

La segunda parte se iniciaba con tanto español y respuesta inmediata, de quien sino, Tomori, que anotaba su octavo gol. Hungría seguía corriendo las contras siempre que podía y cuando atacaba en estático Tomori resolvía toda acción que se complicaba, todo ello unido a una exclusión de Cuadrado dejaba el 20-16 favorable a Hungría. Nada mejoraba y España continuaba abajo con 22-18 a pesar del magnífico encuentro que estaban realizando, Barbosa y Carmen Martín sobretodo, el resto del equipo no acompañaba y Dueñas probaba suerte cambiando en la portería, Salía González por Navarro para intentar dar con alguna tecla que favoreciese la remontada. Con todo y eso Hungría continuaba rompiendo con facilidad la defensa española y anotaba su décimo gol en el encuentro. Dueñas pedía tiempo muerto par requerir mayor concentración defensiva. Era el minuto 40 y el marcador reflejaba el 24-20 para Hungría.

Una exclusión metía mínimamente en el encuentro a las españolas que conseguían recortar las distancias a 25-23, a falta de 15 minutos para el final del partido. Parecía que cuando España movía la bola con rapidez y se ajustaba en defensa,  conseguía reducir las distancias e incluso nos hacía pensar que sí serían capaces de remontar el partido. Además se comenzaban a ver visos de cansancio en las jugadoras de la selección húngara. Solo Tomori resolvía con facilidad en ataque, eran ya 11 sus dianas con tan solo 13 lanzamientos. El marcador se apretaba por primera vez en toda la segunda parte, y España ponía el 27-26.

En el minuto 50 las húngaras dominaban por 28-26 y tenían bola para aumentar la diferencia a tres, difícil hazaña les esperaba a las nuestras en la búsqueda de la remontada. Más se complicaría el partido cuando tres minutos más tarde España perdía por 3 goles y Hungría tenía la posesión para irse de cuatro. A falta de cinco minutos el marcador, no era para nada halagüeño, Hungría pedía tiempo muerto con 30-28 a favor, las intenciones eran claras si conseguían anotar, el partido se escapaba para las españolas. Así era, Gorbicz anotaba y encima el siguiente balón acababa en pérdida certificando prácticamente ya la victoria de Hungría. Por si fuera poco Tomori marcaba su 12 gol y ponía el 32-28 en el marcador. Jorge Dueñas pedía su último tiempo muerto, pero todo parecía perdido ya para España a tan solo tres minutos para el final.

Los goles de Mangue y Pinedo nos permitían soñar, haciendo reflejar el 32-30 en el electrónico a falta de minuto y medio. Por si fuera poco Hungría no anotaba, Begoña Fernández ponía el 32-31 final a falta de 4 segundos. A España la faltaba un ataque más para culminar la remontada y el resultado final era de 32-31.

La falta de concentración al inicio del partido, la candidez defensiva durante gran parte del encuentro y sobretodo una Tomori estelar, tumbaban a las guerreras. España pasa a la Main Round con solo dos puntos y Rusia, Rumanía y Montenegro, ya sabemos que serán nuestros tres rivales en esta fase, veremos con que horarios y que días. Esta noche conoceremos cuál será el puesto definitivo de las guerreras, pero lo que está claro es que el no sacar estos dos puntos dificulta mucho el futuro de nuestras Guerreras en este Europeo.

Hungría 32: Herr, Kiss, Verten(1), Szucsanszki(3), Kovacsics, Vincze(1), Bulath, Szabo, Gorbicz(4), Klivinyi, Szamoransky(4), Redei-Soos(5), Bodi(1), Szekeres(1), Kovacsicz, Tomori(12).

España 31: González, Navarro, Martín(7), Navarro Bea(2), Cuadrado(1), Mangué(2), Benzal,Alonso(3), Pinedo(5), Fernández Bego (3), Amoros, Pena(5), Barbosa (3)


Deja un Comentario