Hungría 27-19 Polonia: Sabor magiar en cuartos de final




Los jugadores húngaros celebrando el pase con su afición. Foto handballspain2013.com

Los jugadores húngaros celebrando el pase con su afición. Foto handballspain2013.com

Uno de los mejores partidos de los octavos de final iba a tener cita en el Palau Sant Jordi entre dos selecciones europeas, Hungría y Polonia en la lucha de su pase a la siguiente fase donde ya esperaba Dinamarca.

Comenzaba el partido con ambos equipos mostrando su poderío en defensa gracias a dos defensas 6:0 que maniataba los ataques rivales. Además, ambos porteros se mostraban muy efectivos ante los lanzamientos rivales, cosa que aumentaba la sequía anotadora en los primeros minutos (min.5; 1-1).

Hungría sin Czasar en su ataque no encontraba las ideas claras. A esto se sumaba que Lekai no estaba realizando los mejores minutos del campeonato. Aún así, Polonia tampoco manejaba bien las posibilidades de ponerse arriba en el marcador, lo que aprovechó Nagy para sacar su brazo a pasear. Pero los polacos no querían perder el ritmo del partido y tras dos buenas defensas empataron el partido, 3-3.

Se empezaba a atascar el ataque húngaro y Polonia no dudó en dar un paso al frente para ponerse por primera vez por delante y coger la primera ventaja en el marcador. Su defensa hacía mucho daño a los magiares que, por su parte, cambiaron su defensa a 5:1 para evitar una renta más extensa, 4-6.

La defensa de los húngaros empezó a surgir efecto y Polonia se quedo durante más de cinco minutos sin anotar. Esto fue aprovechado por Hungría para empatar el partido. Ninguno de los dos equipos quería dejar escapar el partido antes de tiempo, y la igualdad era la tónica predominante en la cancha con vaivenes continuos en el marcador que se decantaban más de lado magiar. Así, se llegó al tiempo de descanso con 10-9 favorable a Hungría.

El inicio de la segunda mitad empezaba con los húngaros mucho más enchufados que los polacos. Esto propició un parcial de 2-0 a favor de los magiares que ampliaban su ventaja a los tres goles. Ni una inferioridad dejó mermada a Hungría que logró superarla con la misma renta. Es más, Hungría comenzó a aniquilar a los polacos gracias a una gran defensa que, juntos a sus contraataques, cogió una ventaja importante en el marcador con un importante parcial de 6-2 que situaba el marcador en 16-11.

Tres goles en quince minutos era el bagaje de goles con el que empezó Polonia la segunda mitad. Un número muy difícil de solventar a lo que se sumaba los cinco goles de ventaja que tenía Hungría en el marcador. El técnico polaco decidió jugarse el todo por el todo con una defensa individual a Czasar, pero los húngaros estaban en dulce. (Min 20; 22-16).

Con el partido prácticamente sentenciado, Hungría seguía a lo suyo y Polonia ya veía prácticamente imposible la victoria. Esto provocó que los magiares fueran cogiendo más diferencia en el marcador que decantaban el partido de lado húngaro. Al final, un puesto en cuartos de final para Hungría gracias al 27-19 final.


Deja un Comentario