España estrena su casillero de victorias ante Dinamarca con un gran juego




A veces para ganar solo hace falta ser el mejor y España hoy lo ha sido. Las guerras olímpicas han encaminado su victoria desde el comienzo del partido con un 5-1 asfixiante, una Silvia Navarro ‘paralotodo’ y una gran velocidad de juego en ataque, sin embargo al final del encuentro las españolas han tenido que sufrir para llevarse el merecido triunfo (24-21)

El partido se presentaba crucial para el combinado español a sabiendas que una victoria encaminaba su camino a cuartos.  Con esta consigna las españolas saltaron al campo desplegando una gran intensidad y desgaste que logró ahogar a las danesas y conseguir pronto un colchón en el marcador, cuatro goles de diferencia en el ecuador de la primera mitad (9-15). Pero, las españolas no cesaron en su empeño de aumentar distancia y consiguieron a los 19 minutos, siete goles de diferencia (13-6).

Tras esta distancia en el marcador, el desgaste físico realizado por las de Jorge Dueñas empezó a notarse y las danesas consiguieron anotar un parcial 3-0 para reducir distancia en el marcador (13-9) y dejar a las españolas nueve minutos sin anotar un gol merced a las continuas imprecisiones en el lanzamiento. Finalmente la primera parte terminó con una distancia de cuatro goles a favor del equipo español (14-9) que daba la sensación de poder acusar la intensidad desplegada en los primeros veinte minutos de partido.

La segunda mitad continuó con las danesas apretando en el marcador  y logrando en los primeros compases reducir a tres goles la diferencia (14-11), pero pronto España volvió a gozar del buen juego gracias a unas enchufadas Mangué y Nely. La eficacia en ataque y la gran defensa nacional fueron la clave para conseguir de nuevo la máxima renta del partido en el minuto 43 (20-13).

Poco después cuando España mandaba por cuatro goles en el partido (21-17) llegó el temor al banquillo español. Nely fue expulsada por estrellar el balón en el rostro de Pedersen en un siete metros. Este hecho fue aprovechado por  las danesas que consiguieron ajustar el marcador y ponerse tres goles por debajo (21-18). Cuando España volvía a contar con las 7 jugadoras en el campo, Beatriz Fernández fue expulsada y provoco un siete metros que Dinamarca convirtió, dejando a España con una renta de únicamente dos goles.

Con el corazón en un puño y el fantasma del partido de Francia acechando, apareció Marta Mangué para poner el 21-19 y dar un poco de tranquilidad. Tras este momento Dinamarca se atrevió con portera jugadora y lograr anotar el 22-19, pero dos tiros certeros de Aguilar y Carmen lograron poner de nuevo cuatro goles de diferencia que Thorsgaad redujo a tres, pero esto poco importó. Tras mucho sufrimiento las españolas consiguieron una victoria importantísima en su camino a las medallas.

 

Ficha técnica:

24 – España: Navarro; Carmen Martín (4, 1p), Nely Carla Alberto (4), Aguilar (3), Mangué (7), Eli Pinedo (2) y Begoña Fernández (3) -equipo inicial- Ciobanu (ps), Barnó (1), Beatriz Fernández (-), Cuadrado (-), Alonso (-), Amorós (-) y Elorza (-)

21 – Dinamarca: Mortensen; Burgaard (-), Jorgensen (2), Melgaard (-), Skov (4, 2p), Larsen (-) y Norgaard (7, 3p) -equipo inicial- Pedersen (ps), Thorsgaard (3), Dalby (2), Krogshede (3), Bonde Petersen (-), Troelsen (-) y Kristensen (-)

Marcador cada cinco minutos: 2-2, 5-3, 9-4, 13-6, 13-8 y 14-9 (Descanso) 16-12, 18-13, 20-13, 21-16, 21-18 y 24-21 (Final)

Árbitros: Geipel y Helbig (GER). Expulsaron con tarjeta roja directa a la jugadora española Nely Carla Alberto (m.51).

Además excluyeron por dos minutos a Nely Carla Alberto (2)y Beatriz Fernández por España; y a Skov por Dinamarca.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la tercera jornada del grupo B del torneo femenino de balonmano de los Juegos Olímpicos de Londres disputado en la Caja de Cobre ante unos 7.000 espectadores.

 


Deja un Comentario