El balonmano femenino hace historia y se cuela en la lucha por las medallas




Las guerreras olímpicas ganan (25-22 ) a las croatas y logran a base de garra y coraje colarse por primera vez en la historia en las semifinales de los Juegos Olímpicos.

Las españolas salieron desde el comienzo de la primera parte con un objetivo: hacer historia. Y lo consiguieron como solo ellas saben hacer: tirando de esfuerzo, calidad, compañerismo y sobre todo BALONMANO. El buen juego desplegado por la selección hizo posible una merecidísima victoria de las de Jorge Dueñas que se enfrentarán en semifinales a la ganadora del Francia-Montenegro.

Las claves del triunfo vinieron de la mano de una defensa entregada que supo frenar al equipo croata sobre todo en una gran segunda mitad. La defensa estuvo respaldada por una nuevamente brillante Silvia Navarro, que volvió a aparecer en los momentos decisivos. La portera española tuvo un duelo particular Ivana Jelcic, que también estuvo a un grandísimo nivel bajo palos.

Pero no solo fue un buen partido en defensa, las españolas lograron disminuir sus pérdidas de balón, uno de sus mayores lastres en los últimos encuentros, y desplegaron grandes transiciones en ataque que fueron clave para sucumbir a las croatas.

El encuentro comenzó con una declaración de intenciones de las guerreras olímpicas. Con los goles de Nely Carla y Eli Pinedo nada más empezar dejaron claro que venían para luchar por la victoria. Pero, la gesta no iba a ser fácil. Enfrente tenían a la todopoderosa Croacia que no dejaría en toda la primera mitad marcharse en el marcador a las de Jorge Dueñas. En los siguientes compases Croacia encontró la vía al gol gracias a las pérdidas de balón de España que supo materializar con sus veloces contraataques. Pero España supo sacar virtud a su rápida circulación de balón para mantener la equidad durante toda la primera mitad. Finalmente el primer tiempo acabó con un 12-13 para las españolas, gracias a Silvia Navarro que logró detener un lanzamiento en suspensión en los últimos segundos de Tatari. La igualdad estaba servida.

El segundo tiempo comenzó con una Croacia enchufada que logró dar la vuelta al marcador para colocar el 15-14 en el minuto cinco de la primera mitad. Pero las españolas tiraron de pundonor para dar la vuelta al marcador gracias a tres goles consecutivos de una genial Eli Pinedo que terminaría el partido con siete goles en su casillero.

De aquí en adelante España llevó el ritmo del partido haciendo frente a una Croacia que pese a sufrir la lesión de su ‘cañonera’ Penezic, nunca perdió la cara al partido. Los últimos diez minutos sirvieron para demostrar que las guerreras también saben sufrir y ganar.

 

 


Deja un Comentario