Egipto 24- España 29. Fiabilidad española




IMG_0555Hay equipos agresivos, talentosos, mágicos, volcánicos… y luego está España. Probablemente no sea la mejor selección en ninguno de estos aspectos, pero sin duda tiene mucho de las anteriores definiciones. Para muestra el partido ante Egipto.
Los Hispanos no cuajaron su mejor partido, pero en todo momento dio la sensación de que la victoria iba a caer, con más o menos holgura, del lado de los nuestros.
El comienzo de España fue dubitativo, con una defensa desajustada y con los fusibles apagados cuando tocaba encarar la portería rival. La benevolencia española fue aprovechada por un aguerrido conjunto egipcio. Un parcial de 4 a 2 a favor de los faraones en los primeros minutos sirvió para hacer despertar al equipo de Valero Rivera.
La consigna de los nuestros estaba clara, balones al pivote. Julen Aguinagalde fue designado mejor jugador del partido, pero en las primeras acciones sus compañeros no conseguían encontrarle en posiciones ventajosas. Dadas las dificultades por el centro, la selección española empezó a buscar a los extremos, y éstos no rehusaron la responsabilidad. Rivera Folch calentó la muñeca y acribilló la portería egipcia para voltear el marcador. Al ecuador de esta primera mitad se llegó ya con ventaja para España (6-8). Pero personificar la remontada en un solo jugador no sería del todo correcto, y es de justicia reconocer la labor del meta español Sterbik o del siempre combativo Viran Morros.
A través del mejor arma de los nuestros, la defensa, y gracias al anteriormente citado Viran Morros (acompañado en el centro por Guardiola o Cañellas), España fue ahogando poco a poco las ideas egipcias, que dictaban mucho de ser ejecutadas con la claridad de los primeros minutos. Al descanso se llegó con 11- 16 para el equipo de Valero Rivera, y la sensación de que una vez superados los escollos del inicio el partido estaba cuesta abajo.
Nada más lejos de la realidad. Intercambio de golpes (hubo bastantes) y de goles, hicieron que se llegara casi a la mitad de este segundo parcial con una cómoda ventaja para España (16- 23), gracias sobre todo al buen hacer de un experimentado cañonero: Alberto Entrerríos. Pero Egipto no estaba dispuesto morir tan pronto, y continuó remando. El veterano lateral egipcio Zein cogió en ese momento el timón de su selección, y gracias a un parcial de 4 a 0 consiguieron ponerse sólo a 3 (20-23) a 13 minutos para el final. Pero la diferencia entre ambos equipos es manifiesta. Albert Rocas, con una serie de efectivos lanzamientos desde el extremo en los minutos finales, se encargó de que esa ventaja no disminuyera más.

Victoria para España (24- 29) ante una correosa selección egipcia, que a tenor de lo visto hasta hoy, tiene motivos para soñar con hacerse con el último billete de este grupo que da acceso a la próxima ronda. Los Hispanos no tuvieron su tarde más lúcida, pero a pesar de todo solventaron otro partido con suficiencia de campeón. A eso se le llama fiabilidad.

Egipto: Hady Mohamed; Elahmar (5, 1p), Hisham (1), Ibrahim Mohamed (1), Hassan (4), Zein (3) y Essam (1) -equipo inicial- Mostafa y Mahmoud (ps), Mohamed Ahmed (1), Abou Ahmed (1), Abdelrahman (-), Hesham (-), Alaa (4), Gamal (2) y Mamdouh (1)

España: Sterbik; Víctor Tomás (2), Maqueda (4), Sarmiento (-), Alberto Entrerríos (4), Rivera Folch (6, 2p) y Aginagalde (4) -equipo inicial- Sierra (ps), Rocas (5), Cañellas (2, 1p), Montoro (-), Morros (1), Ruesga (-), Antonio García (-), Ariño (1) y Gedeón Guardiola (-)

Deja un Comentario