Amarga derrota frente a Dinamarca




 

España, que estuvo gran parte del partido por delante, recibió el gol definitivo a falta de 3 segundos para el final

Llegaba la segunda cita del balonmano español masculino con los Juegos Olímpicos de Londres en la que se enfrentaban a la bestia negra de los nuestros, Dinamarca, equipo que nos ha derrotado en los últimos campeonatos internacionales. A priori, entre estas dos selecciones y Croacia se pelearía el primer puesto de grupo, por lo que el partido era clave.

Los primeros minutos de España fueron muy buenos en defensa, con un Hombrados que comenzó enchufado y tomó una ventaja de 3 goles, aprovechando también la primera exclusión del partido a los cuatro minutos de Toft Hansen. En un minuto mágico los daneses redujeron distancias y finalmente empataron. Tras los primeros instantes, la igualdad se apoderó del partido y las distancias se movían en márgenes muy escasos. El marcador hacía el "acordeón" y se movía en diferencias de entre 1 y 3 goles siempre a favor de los pupilos de Valero Rivera, que continuaban con una gran defensa, sin exclusiones, y con un Hombrados muy acertado.

Landin, que no estaba teniendo su mejor día, fue sustituido en la meta danesa por Cleverly que consiguió detener la eficacia goleadora de los españoles y mantuvo en el partido a los escandinavos durante la segunda inferioridad numérica del partido, que se produjo pasados los 20 minutos de choque. Los daneses estuvieron prácticamente 4 minutos seguidos con un jugador menos, ya que primero fue excluido Mogensen y en la jugada en la que el central regresaba a la cancha fue excluida la gran estrella danesa, Mikkel Hansen. Estos instantes los aprovechó la selección nacional para estabilizarse durante esos minutos en una ventaja de 2 tantos, que no fue mayor gracias a la sobresaliente actuación de Cleverly. Tras cumplir su sanción, Mikkel Hansen volvió a la pista y su combinado lo notó, tanto que España acabó el primer periodo en inferioridad por la exclusión de Viran Morros y por debajo en el marcador por un solo tanto.

La segunda mitad comenzó con posesión para España y con la exclusión del pivote danés Knudsen, por lo que España disfrutó de una cuarta superioridad que no aprovechó, ya que el parcial durante esos 2 minutos fue de 1-1. Los daneses se empleaban con dureza en defensa, como en la primera mitad, lo que le complicaba mucho la tarea ofensiva a los nuestros, que cometieron varias faltas en ataque. Por otro lado, seguía la batalla de guardametas entre Cleverly y Hombrados, que continuaban mostrando su buen estado de forma con continuas paradas. En el quinto minuto de la segunda parte España se quedó con uno menos a causa de la segunda exclusión de Morros, en la que los hombres de Valero Rivera consiguieron empatar el encuentro a pesar de la inferioridad en un contraataque, una de las jugadas favoritas de los jugadores de nuestro combinado nacional.

A pesar de la gran actuación de Cleverly, España consiguió darle la vuelta al partido antes de llegar a los 10 primeros minutos de segunda mitad gracias a una gran defensa y un ataque muy voluntarioso. Una superioridad numérica de los nuestros ocasionó que cogieran una ventaja en el marcador de 2 goles, pero pronto empató Dinamarca gracias, especialmente, a Hansen y su portero. El marcador volvió a hacer el acordeón, ya que las paradas de Joseja Hombrados y los goles de Cañellas devolvieron la ventaja de dos goles a los de Valero Rivera, pero Mikkel Hansen sacó su cañón a pasear y ni Hombrados ni la defensa española pudieron detenerle para evitar de nuevo la igualada.

Aguinegalde, que sufrió muchos agarrones y faltas ante la pasividad del árbitro fue excluido rondando el minuto 20 de partido. Joseja volvió a aparecer y poco después España se quedó con dos menos por la exclusión de Ugalde, aunque los nuestros mantuvieron el empate a pesar de esta situación, incluso con un menos se puso por delante. Durante estos casi cuatro minutos de inferioridad Hombrados solo encajó dos goles, y es que el guardameta madrileño apareció cuando la selección defendía con las condiciones más complicadas.

España en ataque continuó circulando el balón con velocidad, como durante todo el partido, y poco a poco el momento estelar de Cleverly se iba apagando y los goles de los nuestros llegaban desde la línea de 9 metros y por parte de la segunda línea. La portería danesa fue defendida en los últimos 5 minutos por Landin, que no tuvo una mala actuación.  Los últimos minutos estuvieron dominados por las defensas y las buenas actuaciones de los porteros, especialmente de Hombrados, pero a falta de 5 segundos Knudsen marcó el definitivo gol, el 24-23, que dio el triunfo a los daneses. El partido acabó con un golpe franco muy lejano para España que detuvo Landin y en el que fue expulsado Maqueda.

DINAMARCA: Landin (p), Mogensen (2), Lauge (1), Markussen (-), Eggert (5, 4 p.), Spellerberg (-), Knudsen (3), Mikkel Hansen (8), Svan Hansen (1), Toft Hansen (1), Lindberg (2), Sondergaard (1), Nielsen (-), Cleverly (ps)

ESPAÑA:  Hombrados (p), Rocas (3), Ugalde(3), Sarmiento (5), Cañellas (3), Guardiola (1),  Gurbindo (-), Maqueda (4), Tomás (2), Entrerríos (-), Aguirrezabalaga (-), Aguinegalde (2), Morros (-), Sterbik (ps)

Parciales: 1-3, 4-5, 5-7, 8-9, 9-11, 13-12, 14-13, 15-15, 16-17, 19-19, 21-22, 24-23

Árbitros: Nenad Krstic (SLO) y Peter Ljubic (SLO). Excluidos por parte de Dinamarca: Toft Hansen, Mogensen, Mikkel Hansen, Knudsen, Nielsen. Por parte de España: Viran Morros (2), Aguinegalde, Ugalde


Deja un Comentario