Turquía 49-57 Francia: Las francesas pasan a la final ante una peleona Turquía




Apretado partido en la segunda semifinal del campeonato. Francia se llevó el gato al agua gracias a su tremenda defensa en los últimos compases del encuentro junto con la poca fortuna de Turquía.

Llegaba la segunda semifinal. La anfitriona Francia quería cumplir con su cartel de favorita ante su público mientras que Turquía quería colarse en la final, en la que ya estaba esperando rival España. 5000 espectadores arropaban a Francia para llegar a la final y esta no defraudó. Comenzaba Francia el encuentro como una apisonadora, arrollando todo cuanto salía a su paso y machacando el aro rival, que las jugadoras francesas veían demasiado grande. Un parcial inicial de 19-7 dejaba tocada a las turcas pero un apretón final dejaba el primer cuarto en 11-22.

Turquía no arrojaba la toalla y en el segundo cuarto puso cara la clasificación a la final. Con una gran versión de Nevriye Yilmaz y el manejo del partido por parte de Birsel Vardarli consiguieron reducir la renta a 8 puntos, ventaja que se mantendría hasta entrado el último cuarto. Las defensas en zona brillaban sobre los ataques, dejando el marcador al descanso 23-31. Francia tenía controlado el partido pero no era capaz de abrir una brecha insalvable en el luminoso y eso daba esperanzas a las turcas de una posible remontada. A pesar del pésimo inicio de Turquía y de solo hacer 1 de 10 intentos en la línea de 3 puntos, seguían en el partido.

francia

Francia pasa a la final ante su público

La segunda mitad tuvo la emoción que debe tener una semifinal. En el último cuarto Turquía apretó y tuvo contra las cuerdas a la todopoderosa Francia, pero Sandrine Gruda golpeó dos veces  para desbancar a las chicas de Cehyun Yildizoglu, que llegaron a ponerse a dos puntos en el marcador a falta de 5 minutos. Tras eso Turquía bajó los brazos, las fuerzas flaquearon y Francia volvió a recuperar la renta de 8 puntos, con los que finalizaría el partido.

Esmeral Tuncluer fue la máxima artillera de su equipo, con 20 puntos, que a la postre no fueron suficientes para colocar a su equipo en la final. Por parte francesa, dominaron el rebote Sandrine Gruda y Endene Miyem con 9 cada una, y una buena actuación en la pintura de Isabelle Yacoubou, que sacó a relucir su poderío físico en la cancha. El domingo tendremos una final tanto espectacular como deseada. Francia, máxima favorita y jugando en casa, contra España, con una mezcla de talento y sacrificio que bien vale un trofeo como mejor selección de Europa.


Deja un Comentario