Puerto Rico: El reto de los “Doce Magníficos”




El combinado centro-americano afronta este Mundobasket 2014 con la obligación de sacarse esa espina clavada que le ha impedido brillar en los últimos torneos a nivel Mundial. Tras su séptimo puesto conseguido en el Mundial  2002, la selección actualmente dirigida por Paco Olmos no encuentra su sitio en el panorama baloncestístico. Unas muy malas actuaciones en los dos últimos mundiales, en los cuales no fueron capaces de pasar a la segunda ronda, y su ausencia en los JJOO de Londres 2012 ha apeado a Puerto Rico de la élite del baloncesto. Aun así, las platas conseguidas en 2013 en el Campeonato de América y el también segundo puesto conseguido hace una semana en el CentroBasket invitan al optimismo. Un deporte, el baloncesto, que se vive mucho en la isla americana.Puerto Rico

Y es que calidad no le falta a los jugadores Puertorriqueños. JJ Barea seguirá siendo el director de orquesta y una amenaza ofensiva con sus continuas penetraciones al aro. El jugador de Minnesota está en un estado de gracia tras un buen CentroBasket, que le ha permitido callar bocas tras su discreta temporada en la NBA. Su pareja de baile, el veterano Carlos Arroyo, que tras una muy buena temporada en el Galatasaray Turco está obligado a entenderse con Barea para que Puerto Rico tenga opciones de triunfo. Renaldo Ballkman pone la fuerza, el rebote y las opciones de segundas jugadas y David Huertas la anotación desde media/larga distancia. Un equipo hecho para asediar continuamente el aro rival, aunque se echará en faltas presencias como Peter John Ramos, de quien Olmos no confía demasiado, o los jóvenes Harkless y Napier, que tampoco estarán en España.

A pesar de caer derrotados ante México en la final del CentroBasket por 74-60, Puerto Rico ha ofrecido una buena imagen, y esa será la tónica durante todo el campeonato. Superiores en juego a Filipinas y Senegal, deberán demostrarlo en Sevilla, del 30 de agosto a 4 de setiembre, si no quieren volverse antes de tiempo como los anteriores mundiales. Calidad y jugadores poseen, ahora Paco Olmos debe engrasar todas las piezas para cuajar una gran actuación. La afición cree en ellos.

LO MEJOR…Si funciona la conexión Arroyo-Barea, prometen un elevado número de puntos para su casillero.

LO PEOR…Abuso excesivo de jugadas individuales. Falta formar un grupo sólido y compenetración entre ellos.

SE ESPERA…Un cuarto puesto en la primera fase. Luego competir para poder sorprender a un top mundial y colarse en cuartos de final. Tarea difícil.


Deja un Comentario