Máxima igualdad en el Grupo F




Finlandia 63-Croacia 88croacia team

Comenzaba este grupo F y lo hacía de la mejor manera posible para Croacia. Victoria y dejando muy buenas sensaciones. Finlandia tuvo su particular día de mala suerte y echó en exceso la falta de anotación de su jugador estrella Koponen, con solo 5 puntos. El perímetro de los finlandeses fue un desastre en la primera parte, con solo una anotación de once intentos. Tanto Ranikko como Koivisto no estaban acertados y sus selecciones en el tiro eran pésimas, lo que llevó a una Croacia, en estado de gracia, a irse al descanso con +21 en el marcador. El dominio croata en las dos pinturas era total. La segunda parte transcurrió sin demasiada historia. Finlandia había entregado el partido y el último cuarto sirvió para que saliesen a la cancha los menos habituales. Croacia toma ventaja en este fatídico grupo F que se jugará cada partido a cara de perro debido a su igualdad.

Grecia 79-España 75

Segundo tropiezo de la selección de Orenga en este Eurobasket, que obliga a no fallar en lo que queda de segunda fase. Empezó muy bien para los intereses españoles tras un parcial de 16-26 en el primer cuarto, pero condicionado por las tres faltas de Marc Gasol. Grecia a partir de ahí propuso un juego brusco y agresivo pero muy efectivo, hasta el punto de darle la vuelta al marcador antes del descanso. Con un Ricky Rubio discreto y un Marc condicionado, salieron a la palestra los menos habituales. Claver acabaría con 9 puntos y 11 rebotes, Rudy Fernández fue el máximo anotador español con 20 puntos. La segunda parte se mantuvo igualada, aunque el golpe final lo asestaría Bramos, con un triple mortífero que alejaba a su equipo en seis puntos a falta de dos minutos. Distancia prácticamente insalvable. Quedan Finlandia e Italia para remendar el batacazo sufrido, y no hay margen de error si se quiere estar entre los cuatro primeros para jugar los cuartos de final.

Eslovenia 84-Italia 77

Era solo el comienzo de la segunda fase, pero parece que la afición eslovena tiene motivos para soñar. El estadio engalanado con camisetas verdes, un ambiente hostil y un rival imbatido en la categoría. Sumo respeto en la primera mitad, en la cual la ventaja que imponía Eslovenia en el rebote, aparte de dar un dolor de cabeza a Belinelli y compañía, ponía a los anfitriones con +6 en el marcador al descanso. El aplastante dominio en el rebote por parte de los eslovenos fue el elemento crucial en la ecuación, sin olvidarnos de los hermanos Dragic (22 puntos Goran y 15 puntos Zoran). Cada canasta de estos ídolos era coreada en la grada, mientras que Italia, con un apagado Belinelli (solo 5 puntos en los tres primeros cuartos) terminó por darle la victoria al combinado dirigido por Bozidar Maljkovic. Se aprieta el grupo F, en el que nos espera dos jornadas de infarto.


Deja un Comentario