Lituania: Un elenco de estrellas por conjuntar




Lituania se planta en Gran Canaria con la obligación de defender el orgullo patrio en un grupo D con un nivel muy por debajo de los nombres de su selección. Lituania tiene entre su nómina de estrellas a Valanciunas, Montiejunas o Pocius. La baja de Kalnietis con la clavícula rota, durante esta última semana se antoja como letal para el equipo báltico.

Maciulis en los minutos previos a un partido de la selección.

Maciulis en los minutos previos a un partido de la selección.

La selección de Lituania viene a España con una nómina de jugadores muy reconocible, bien por su amplia experiencia o bien por ser jugadores de gran calidad y destacados en la NBA o en grandes equipos europeo. Valanciunas es sin duda el estandarte de una selección con todos los puestos bien cubiertos y sobretodo con hombre con muchos partidos importantes sobre sus hombros. Su principal rival será Eslovenia y de ese partido dependerá en gran medida la suerte del equipo para con el campeonato, ya que el vencedor esquivará a USA hasta el final del campeonato. La baja de Kalnietis complicará bastante las labores de para a Goran Dragic. El peso en la creación recaerá sobre Delininkaitis quien asumirá más minutos como base a sus 32 años y actualmente ya militando en el Zalguiris Kaunas.

La base del equipo lituano se sigue sustentando de viejos rockeros como los hermanos Lavriovic, Javtokas o Maciulis. Por dentro destaca Valanciunas y el joven Montiejunas que en la actualidad milita en los Rockets. Ambos formarán una temible pareja que es muy capaz de cerrar el rebote y cargar de faltas fácilmente a los hombres grandes del equipo contrario. El lanzamiento exterior será el otro punto fuerte del equipo lituano con jugadores como Seibutis o Kuzminskas.

Con el peso de ser un equipo con enorme tradición baloncestística y la última oportunidad para más de media plantilla, Lituania viene a España con el claro objetivo de pasar como primera de grupo y a partir de ese momento luchar por el acceso a semifinales y la ansiada medalla.


Deja un Comentario