Felipe Reyes, el espartano de la selección




  • Coraje, fuerza y trabajo son sinónimos de los que transmite el jugador español en la pista
  • Felipe Reyes es uno de los veteranos de esta selección y junto a Navarro y Pau Gasol pertenece a la generación de los “juniors de oro”.

Si hablamos de lucha, de esfuerzo, de coraje, de fuera, de trabajo, de compañerismo, podríamos estar hablando de muchos de los jugadores que forman la selección española de baloncesto, pero sobre todo de uno, Felipe Reyes. El cordobés es un histórico de la selección y en el debut español en nuestro Mundobasket se unirá al exclusivo grupo de jugadores que tienen 200 internacionalidades con la selección, un selecto grupo que ahora forman Buscató, Epi y su compañero de selección Juan Carlos Navarro.

felipe_reyes_detail (1)

Felipe Reyes junto a Juan Carlos Navarro

Perteneciente a la generación que es el origen de los últimos años dorados, los juniors de oro, Felipe Reyes lleva  15 años conquistando éxitos con la “Roja” desde el ya mencionado Mundial Junior de Lisboa de 1999- Este ala-pivot suma un total de 8 medallas con la absoluta desde su debut con bronce en el Eurobasket de Turquía 2001. Desde entonces este espartano español ha sumado un titulo mundial y dos europeos, dos platas olímpicas y otras dos europeas, además del ya mencionado debut con bronce. Desde ese 2001, Felipe Reyes sólo se ha perdido una cita con la selección, el Eurobasket del pasado año, pero el jugador del Real Madrid vuelve para tener una despedida soñada con su grupo de amigos con un Mundial en su propio país.

Felipe Reyes es uno de esos jugadores que transimite y mucho al público cuando está en el parquet. Figura importante en el Real Madrid y en la selección, Felipe pese a sus 204 centímetros de altura, se pelea por dentro como un titán, consiguiendo dominar el rebote y percutiendo en la zona rival. Otra de las grandes características de Reyes es su inteligencia, Felipe es muy listo y sabe leer muy bien el baloncesto, algo de lo que se aprovecha para mejorar su rendimiento y el de su equipo. Por si su lucha, su coraje, su gran aportación en la pintura tanto ofensiva como defensiva fuera poco, desde hace unos años, Felipe Reyes ha mejorado y mucho su tiro exterior, convirtiéndose en un jugador mucho más difícil de defender ya que ahora hace daño y mucho tanto por dentro como por fuera con un buen tiro exterior.

Probablemente este sea su último gran campeonato con la selección ya que a sus 34 años de edad, jugar todo el año se hace muy duro. De hecho ya renunció a la selección el pasado verano y como él mismo ha reconocido era necesario pero se le hizo duro. Para Felipe como para varios miembros más de esta selección, el Mundobasket 2014 puede que sea su último gran campeonato con esta otra familia que es la selección, por ello lo darán todo y esperemos que se despidan como se merecen en el podio.


Deja un Comentario