Fallece Eduardo Kucharski, un pionero en el mundo de la canasta




El mundo del baloncesto está hoy de luto por la muerte de Eduardo Kucharski González, una leyenda del baloncesto nacional tanto en la pista como en los banquillos. Kucharski que fue uno de los pioneros del baloncesto español, ha fallecido hoy a los 89 años de edad. En la dura posguerra, éste, entonces pipiolo, empezó a destacar en el mundo del baloncesto. Con la selección nacional consiguió el hito de clasificarse para el primer Mundial de baloncesto, el de Argentina en 1950 como jugador y luego llevar a España, como seleccionador, a los Juegos Olímpicos de Roma en 1960.

El equipo de España para el Mundial de Argentina 1950. Foto: FEB

El equipo de España para el Mundial de Argentina 1950. Foto: FEB

Hoy en día, jugadores españoles de baloncesto compiten en la NBA siendo jugadores destacados, los equipos punteros de la ACB son temidos por Europa y nuestra selección nacional ha conquistado títulos y corazones durante la última prodigiosa década. Pero para que el baloncesto español viviera esta gran etapa, hace ya muchos años unos pioneros tuvieron que abrir el camino al deporte del baloncesto, uno de ellos es el legendario Eduardo Kucharski que ha fallecido en el día de hoy.

Kucharski iba para futbolista, pero la opción de dedicarse al baloncesto en su colegio tras la guerra civil española, le acabó encandilando y haciendo de él la leyenda que hoy es. Su primeras canasta en el baloncesto de élite nacional las metió en el Laietá, donde comenzó a destacar y donde alzó sus primeros títulos nacionales. El buen hacer de Eduardo Kucharski llamó la atención del Barcelona al que se marchó, ya que este, ya entonces, club poderoso le sedujo. En el club blaugrana  consiguió otras dos copas nacionales, consiguiendo en el Joventut el otro título copero que tiene en su palmarés Kucharski. Su última etapa como jugador la disputó en el Aismalíbar de Montcada donde compaginó su faceta de jugador con sus inicios en el banquillo como entrenador.

Eduardo Kucharski defendió los colores de la selección española desde muy joven. Con 17 años disputó ante Francia su primer partido con la selección nacional en 1942. Kucharski perteneció a aquel gran equipo que en Niza consiguió la clasificación para el primer Mundial de Baloncesto de la historia, el de Argentina 1950. En esta competición, el equipo español que ya había hecho una proeza clasificándose sólo venció el partido ante Yugoslavia y porque los balcánicos no se presentaron.

Kucharski (izquierda) junto a dos de sus compañeros en el Mundial de 1950 en un acto promocional del pasado Mundobasket 2014. Foto: FEB

Kucharski (izquierda) junto a dos de sus compañeros en el Mundial de 1950 en un acto promocional del pasado Mundobasket 2014. Foto: FEB

En 1958, Eduardo Kucharski colgó la camiseta para dedicarse plenamente a su labor como entrenador que ya había iniciado desde 1953. Si sus logros fueron grandes como jugador, como míster tampoco se quedó atrás. En el banquillo de la selección nacional, consiguió el gran éxito de ser 2º en el preolímpico de Bolonia para clasificarse para los Juegos Olímpicos de Roma 1960. Tan buena fue su labor como seleccionador nacional que la Virtus Bolonia se fijó en él y le fichó como entrenador. Su experiencia italiana fue de las pocas en las que cobró Eduardo Kucharski como reconocía en un entrevista que en 2008 le hicieron los compañeros de la ACB. En los banquillos estuvo hasta 1979 cuando terminó su etapa ligada al baloncesto. Kucharski pasará a la historia también como el entrenador que dio la primera liga a un equipo mítico como el Joventut.

Con este repaso al historial de Eduardo Kucharski queríamos homenajear a este pionero del baloncesto que hoy nos ha dejado y por el que hoy llora todo el mundo del baloncesto español. Descanse en Paz Don Eduardo Kucharski González.


Deja un Comentario