Estados Unidos-Lituania: semifinales de viejos conocidos




Semifinales del Mundobasket Turquía 2010. Estados Unidos y Lituania afrontaban el encuentro con un plantel de estrellas absolutamente extraordinario. Javtokas, Kleiza, Kalnietis, Durant, Odom, Westbrook… el elenco de figuras era extraordinario y la victoria cayó para Team USA, como era de esperar. En esa ocasión un Kevin Durant interplanetario anotó 38 puntos para llevar a su selección a la final consiguiendo posteriormente el oro ante Turquía, la anfitriona. Ambos combinados pues ya saben lo que es encontrarse en momentos de tensión y miedo para hacerse con la gloria en la máxima competición internacional. 4 años más tarde solamente repiten Rose, Gay y Curry por parte norteamericana y Maciulis, Seibutis, Jankunas, Jasaitis y un gran Pocius por parte europea. Pero el nivel de contienda va a ser el idéntico, aunque no tanto así la situación ni el equipo que llega.

Foto: FIBA

Foto: FIBA

Estados Unidos afronta el choque con más energías de las esperadas tras la sonrojante paliza que le endosó a Eslovenia (76-119). Los de Coach K realizaron su mejor tercer cuarto del Mundobasket con una anotación sobrecogedora.  Además han llegado a un punto en el que se han encontrado con respuestas diferentes para momentos puntuales. La pintura estuvo excelente durante la fase, el triple fue el arma en octavos y el revulsivo Thompson fue la tecla de cuartos. Un arsenal muy amplio para afrontar cualquier complicación que pusiera surgir al combinado norteamericano. La confianza en sí mismos, su calidad, su misma filosofía y su hambre de victoria los convierten en un equipo prácticamente invulnerable.

Por otro lado, Lituania está ante la oportunidad de derrotar sí o sí de una vez a los de Krzyzewski. Seibutis revivirá otro enfrentamiento contra los norteamericanos tras cuajar su mejor partido en los cuartos de final ante Turquía. Valanciunas y Pocius también llegan en un estado de forma excepcional y con la moral a un nivel superior tras sus actuaciones en este Mundobasket. Se presentan en este encuentro con el arma del triple como principal baza pero no como la única. Rebotear y defender a los norteamericanos no es una tarea sencilla, pero además deberán realizar un partido sobresaliente en estos apartados si quieren tener alguna opción. Se presume vital el ritmo de partido a partir del tercer cuarto. Ése tan psicológico y demoledor que Team USA emplea para asestar el golpe de gracia a sus rivales.

Estados Unidos conoce sus opciones mejor que nadie y es consciente de su vitola de favorito. Pero tras el cataclismo de España, no hay mejor muestra que revele que los partidos hay que jugarlos para ganarlos (aunque también es cierto que Orenga no es Krzyzeski). Por ello lituanos y estadounidenses se encontrarán una vez más en el camino reeditando las pasadas semifinales del último Mundobasket. En esa ocasión un partido galáctico de Durant marcó las diferencias. ¿Qué o quién lo hará en éste? La respuesta a partir de las 21 horas en el Palau Sant Jordi.


Deja un Comentario