España se deja remontar por una gran Francia y luchará por el bronce




Francia con 32 puntos de Parker tumba a España en semifinales por 72-75 y se medirá a Lituania en la final del domingo. El duelo entre las dos potencias europeas se tuvo que decidir en la prórroga.

España, que tiró una diferencia de 14 puntos al descanso, fue esclava de su miedo en los momentos decisivos. Sin nadie que diera un paso adelante en ataque y con muchos fallos en el tiro los de Orenga se condenaron.

No caerá el tercer Eurobasket consecutivo para España. La selección de Orenga ha caído en semifinales ante Francia en un partido que ha tenido de todo. Los nuestros llegaron a ir ganando por 14 puntos al descanso, pero una muy mala segunda mitad española dejó crecer a Francia que liderada por Parker forzó la prórroga. En los 5 minutos finales el miedo se apoderó de ambos equipos y sólo las faltas españoles y el acierto en la linea de tiro libre por parte francesa decantó la balanza. Francia disputará el domingo la gran final contra Lituania, mientras que España luchará por el bronce contra Croacia

Los jugadores franceses celebran la victoria.

Los jugadores franceses celebran la victoria.

Cuando parecía que todo estaba hecho para España, la bombilla se apagó y se iluminó la francesa. Los de Collet remontaron la diferencia generada en los dos primeros cuartos y llevaron el partido a la prórroga. En el tiempo extra, la linea de tiro libre dio el encuentro a Francia. España no supo jugar el partido y se quedó sin ideas cuando la defensa gala cerró la llegada de balones a Marc Gasol. Sin un líder natural y sin la importancia del pívot español, primero Rudy y luego Sergio Rodríguez intentaron encabezar el ataque. Un último ataque desastroso donde Marc Gasol se tiene que tirar un triple imposible cerraba una segunda mitad y una prórroga desastrosa española y confirmaba la victoria francesa.

Ajinca desde el tiro libre ponía el 65-65 a un minuto del final. Este tiro libre anotado y el tiro libre fallado por el pívot galo iban a ser decisivos para el desenlace del encuentro ya que nadie más anotaría hasta el final del 4º cuarto. Ni Sergio Rodríguez, Ni Parker que fue frenado con un gran tapón de Rudy, ni Calderón, ni Claver pudieron mover el marcador y el partido se iba a la prórroga. En el tiempo extra el miedo iba a ser determinante. Con los grandes líderes, Gasol y Parker, bien defendidos nadie asumía el peso de los ataques. Fallos y más fallos fueron la nota determinante en esta prórroga. Las defensas se imponían a los ataques y sólo dos tiros libres de Marc Gasol pudieron romper la igualdad inicial. La línea de tiro libre iba a ser clave con los dos equipos en bonus. Los ataques estáticos no funcionaban pero desde la línea del 4,60 Parker y Diot con 4 tiros libres cada uno iban a dar la victoria a una Francia que supo jugar mejor con la situación del partido. En España nadie quiso llevar el peso del ataque y cuando lo hizo Sergio Rodríguez ya era demasiado tarde.

El base canario con 5 puntos intentó la reacción española pero era demasiado tarde y más aún con el ya mencionado último ataque donde el desastre fue la tónica. La derrota duele más a España porque al descanso los pupilos de Orenga ganaban por 14 puntos. España comenzó mucho mejor que su rival el encuentro. Dentro de la situación general en la que la defensa predominaba al ataque, los nuestros se supieron desenvolver mejor que una Francia que sólo era Tony Parker. España pareció romper definitivamente el encuentro en el segundo cuarto donde gracias a la defensa y al poco tino exterior francés se dejó al conjunto de Collet en 6 puntos. El 34-20 favorable a España con el que se llegó al descanso pintaba muy bien el partido para los españoles. En esta primera mitad, el gran referente español fue Marc Gasol que demostró una vez más ser el mejor de este grupo.

Francia se dio cuenta de que podían parar a Marc con un juego duro y cerrando la posibilidad de pase al pívot catalán. Esta estrategia fue la que utilizaron tras la reanudación. Con la imposibilidad de realizar un buen ataque sin la predominancia del pívot español, los de Orenga pasaban auténticas penurias y el aro era cada vez pequeño. La situación contraria se daba en la otra canasta. Para los franceses el aro era cada vez más grande y con un Parker estelar poco a poco fueron reduciendo la diferencia. La gran clave de la recuperación gala además de su gran estrella fue el acierto exterior. En la primera mitad los franceses firmaron un 0/8 desde la línea de triple, pero en la segunda parte los Batum, Diot, Gélabale y compañía fue mayor y con un 9/13 desde la línea de tres acribillaron a España. En este momento crítico para España apareció Rudy Fernández que con 5 puntos consecutivos intentó reactivar un ataque español que sólo veía posibilidad de anotar desde la línea de tiro libre. Pese a todo la renta era grande y un triple de Llull para cerrar este tercer cuarto ponía a España 49-43 arriba a falta de sólo 10 minutos para conocer el nombre del segundo finalista.

El problema fue que el 4º cuarto comenzó igual que el tercero, con una España sin ideas ofensivas y con una Francia crecida que recortaba la diferencia en cada jugada. A 3:10 para el final, los galos culminaron la remontada y por medio de “Oh la la” Parker ponían las tablas en el marcador. Con empate a 61 se disputaba un partido a 3 minutos. Parker con un nuevo triple ponía a los suyos por segunda vez por delante en el marcador. Marc Gasol fue el encargado de volver a poner a España por delante y Ajinca ponía el 65-65 con el que se llegaría a la prórroga y al desastre español.

España un partido más volvió a dejar escapar una gran ventaja en el marcador. Sin ideas ofensivas y sin un referente que liderara el ataque, la selección naufragó ante una gran Francia que se quita los fantasmas de encima tras ganar a España en un gran partido y luchará el domingo por la corona europea. Por su parte los de Orenga tienen que intentar levantarse cuanto antes para luchar por el bronce contra Croacia.


Deja un Comentario