España 80-67 Gran Bretaña: España consigue la victoria en un mal partido




Si el último encuentro ante Francia en tierras galas fue de los mejores partidos de los chicos de Orenga en esta Ruta Ñ 2013, ayer en Murcia se vio una España muy floja que se impuso a Gran Bretañaña con solvencia gracias a un parcial de 14-0 al comienzo del último y definitivo cuarto. Una selección nacional que jugó muchos minutos sin tensión competitiva y en un partido con muchos altibajos, los de Orenga consiguieron una victoria ante un débil rival por 80-76. Esta noche y ante el mismo rival pero en Zaragoza, España cerrará la Ruta Ñ 2013.

41465_2El partido comenzaba en Murcia en la noche de ayer y desde el primer momento se notó que la intensidad y el hambre de los miembros de la selección española no era el mismo. Con muy poca tensión comenzaba un partido donde los primeros minutos serían para una Gran Bretaña que a falta de buen juego y buenos tiradores le ponía muchas ganas y mucho entusiasmo. Esta actitud ante el partido llevó a los británicos a tomar ligeras ventajas durante el primer cuarto, pero con dos arreones españoles dados más por calidad individual que por juego colectivo, los de Orenga se fueron 21-20 arriba en el marcador.  El segundo cuarto tuvo un guión bastante parecido al primero, pero con menos acierto de cara al aro. Gran Bretaña con su mejor actitud cubría sus deficiencias respecto a la escuadra española que seguía con momentos de luces y sombras, sobre todo esto último. Con tablas en el marcador (35-35) se llegaba al descanso.

Tras la reanudación España pareció querer apretar un poco más desde la defensa y gracias a ello y a un parcial inicial del tercer cuarto de 13-4 despegaba a España. Con una mejor defensa y con un equipo que se movía bastante mejor al son de Ricky Rubio en este comienzo de la reanudación. Pero de nuevo cuando parecía que el partido se rompería, un nuevo momento de relajación defensiva que permitió ataques británicos más fáciles y una España que volvía a no tener el día de cara al aro igualaba de nuevo el luminoso y acercaba a los de Joe Prunty a tan sólo 5 puntos de los de Orenga (59-54). Quedaban 10 minutos y el partido estaba aún por decidir.

Poco lugar a la duda generó el comienzo del segundo cuarto. Con los mejores minutos españoles y un parcial de 14-0 a favor de los de Orenga el partido tenía color rojo y gualda. Lo que restaba de partido sirvió para que Gran Bretaña redujera la distancia en el marcador y maquillara la sensación del luminoso. Una sensación que no hacía justicia a lo visto en el parquet, ya que España se impuso gracia a momentos de lucidez puntuales pero no consiguió jugar un buen cuarto entero. Veremos si hoy dan una mejor imagen en la repetición del partido de añoche.


Deja un Comentario