El Real Madrid se adjudica el primer título de la temporada




real madrid basket

El Real Madrid conquista de nuevo la Supercopa de España. Foto vía www.acb.com

Vibrante partido el vivido en el Buesa Arena. Los bases de ambos equipos, Sergio Rodríguez y Marcelino Huertas tiraron del carro en todo el partido. La final se decidió por pequeños detalles.

Real Madrid contra Barcelona. Un derbi que tanto en fútbol como en baloncesto desata pasión y euforia, más si cabe que estos dos equipos se enfrenten en una final. Primero hemos vivido un precioso concurso de triples, en el cual un chaval de 16 años, llegado de Chicago y llamado Josh Ruggles, derrotaba sin piedad a los mejores tiradores de la ACB, dejando en la cuneta a Wood, Nocioni y Jaycee Carroll en la final. Mucho ojo con este adolescente que puede dar mucho que hablar para las próximas temporadas. Después de la victoria del estadounidense, comenzaba el partido. El Real Madrid salía arrollador a la pista, infligiendo un ritmo en defensa muy duro y buenas aportaciones en el ataque de Mirotic, poniendo un 0-8 de parcial. El Barcelona se veía superado en el rebote defensivo ante tal intensidad y las segundas oportunidades le daban una ligera ventaja en el marcador a los blancos. Los blaugranas, faltos de imaginación en la penetración al aro, encontraron en Nachbar un gran tirador desde el perímetro para mantener las distancias y Rudy Fernández, sin la ayuda de “El Chacho”, se animaba desde la línea de tres al no tener un asistente de lujo en la cancha. El primer cuarto finalizaba con una ligera ventaja del conjunto de Pablo Laso 29-21. Muy defendida la zona del Barcelona pero no podían parar el perímetro con Rudy en estado de gracia.

En el segundo cuarto cambiaron las tornas. Carroll se excluyó tontamente al caer en la trampa de Victor Sada, un pequeño forcejeo acaba en empujón de Carroll a Sada que, con un poco de teatro, convence a los colegiados para la expulsión inmediata. Esto da alas a los catalanes, una inyección de moral que le serviría para colocarse al final del cuarto a solo dos puntos de su rival. El partido estaba caliente y la tensión se podía cortar con el filo de una navaja. Todo por decidir en el segundo tiempo. Muchos errores en el tercer cuarto, con un Marcelino Huertas que no encontraba la manera de meterle mano a la defensa blanca. Unos blancos que con el dinamismo de Draper encontró pasillos al aro rival, cambiando su manera de juego y buscando la penetración en cada jugada. Tanto el “Chacho” como Draper dieron un juego fluido a su equipo en los minutos en la cancha. Con 56-63 llegábamos al final de este tercer cuarto, muy positivo para el Real Madrid dado su juego desplegado.

En un último cuarto, ya con Sergio en juego, salió arrollador, poniendo la máxima diferencia (11 puntos) a falta de 7 minutos para el final. Todo parecía decidido dada la imagen de equipo roto que daba el Barcelona. Huertas, a pesar de jugar un buen partido, se veía abrumado ante la asfixiante presión e intensidad que imponía el Madrid. Ante Tomic comenzó a carburar en la pintura, dejando buenos ganchos para acercar a su equipo en el marcador. Un ataque clave para los blaugranas sería contestado con un soberbio tapón de Bourousis ante Alex Abrines en la recta final que dejaba las cosas muy complicadas para su equipo. A falta de 3 segundos, Mirotic no fallaba sus tiros libres para poner el marcador final de 79-83. El Barcelona rozó la pequeña remontada, pero el Real Madrid no estaba dispuesto a ello y el primer título de la temporada que se va para Madrid, revalidando el título conseguido la pasada temporada.

@SCruz1990


Deja un Comentario