Draper y Simon guían a Croacia a Semifinales




El tercer partido de los Cuartos de final del Europeo de Eslovenia iba a enfrentar al primero del grupo F como fue Croacia, contra una de las revelaciones del campeonato como Ucrania que quedó cuarta en el grupo E. Con el duelo secundario entre entrenadores como Repesa-Fratello, ambas selecciones llegaban al encuentro con la intención de continuar con vida en el torneo y seguir dando la buena imagen dada hasta el momento. Sabedores de los puntos fuertes y débiles de su rival, los dos equipos se mostraban muy concentrados durante su calentamiento lo que presagiaba que el encuentro no iba a defraudar.

{5DC9FBAF-DBE0-426E-9DE6-7143261221A9}flexibleComenzaba el partido con una Ucrania muy enchufada en el partido. Con una buena defensa y acertados desde el perímetro, el equipo de Fratello dominaba el todas las facetas del campo. Esto hizo pedir tiempo muerto al técnico croata con un 10-5 en el electrónico antes de que aumentase la diferencia. Reaccionaron los balcánicos con una gran defensa que provocó un parcial de 7-0 a favor que empataba el partido.

Ambos combinados mantenían a sus hombres importantes dentro del parqué. El trío Bogdanovic-Tomic-Ukic lideraba la selección croata mientras Jeter y Gladyr a los ex soviéticos. Esto hacia que el primer cuarto fuese de lo más igualado posible incluso cuando ambos entrenadores optaron por dar paso a las rotaciones. Bien es cierto que Ucrania dominaba la pintura en su parcela ofensiva, algo que enfadaba a Repesa debido a las canastas fáciles que recibía su equipo. Aún así, el encuentro se fue al segundo cuarto con empate: 22-22.

El inicio del segundo cuarto comenzaba con la misma igualdad que su predecesor. Draper, que estaba cuajando un gran campeonato, empezaba de inicio en el conjunto croata demostrando que no han sido casualidades sus buenas actuaciones. A pesar de todo, Ucrania seguía anotando con cierta facilidad los tiros de dos, algo que le daba una ventaja mínima en el marcador. Los hombres secundarios de Croacia salieron al rescate; Rudez y Draper hacían de las suyas con un triple y un robo y canasta respectivamente y Mike Fratello no tuvo más remedio que solicitar tiempo muerto ante la pájara que estaba sufriendo su equipo.

Repesa decidió que su equipo debía de presionar prácticamente a cancha entera. Esta variante táctica complicaba la vida a Ucrania dónde uno de sus mejores hombres y timón del barco como Jeter no encontraba el norte. Además, Draper continuaba a lo suyo: anotar, rebotear, robar y correr. El resultado fue  que el técnico de Ucrania tuviese que solicitar otro tiempo muerto ante el vendaval balcánico que ponía un 36-28 muy peligroso. El resumen de este resurgir de Croacia tiene dos culpables: una presión sublime y Draper. Ambos estaban llevando a Croacia a alejarse en el marcador y neutralizar el juego y a los jugadores claves de su rival. Estos factores “mataron” a Ucrania que no encontraba su juego y espoleó a los croatas que campaban a sus anchas por la cancha eslovena para dar un sablazo en el marcador e irse al descanso 51-35.

Tras el paso por los vestuarios, Ucrania tenia que luchar para remontar los 16 puntos de desventaja con los que se había marchado al descanso. Para ello debía recuperar a sus dos estrellas, Gladyr y Jeter que se fueron diluyendo con el paso de los minutos. La igualdad volvía a predominar en la pista pero esto se fue traduciendo en una Ucrania más intensa que Croacia. A pesar de que Draper, el mejor de los balcánicos hoy, seguía dando un nivel altísimo, los ucranianos empezaron a encontrarse a gusto y a reducir la distancia en el marcador.

Croacia no quería que este partido se escapase y jugando a rachas, conseguía distanciar a los ucranianos. Golpes de calidad es lo que daba a los croatas la ventaja en el electrónico mientras que los de Mike Fratello remaban con todas sus fuerzas para intentar llegar con opciones al último cuarto. Kravtsov lograba hacerse un sitio en la pintura comiendo terreno a Tomic y Zoric, pero nada hacia que la renta bajara de los 9 puntos. El último cuarto iba a decidir un partido que llegaba a esta fase del partido con un 70-61 muy emocionante.

En el último envite comenzaba golpeando Croacia de la mano de Bogdanovic pero esto no quitaba las esperanzas a los ucranianos. Sin Jeter en el campo, su ataque era más oscuro por lo que no lograba anotar. Una mala jugada ofensiva de Ucrania fue aprovechada por los croatas que por medio de Saric anotó un triple que llevaba la distancia hasta los 14 puntos. Difícil se le empezaba a poner el partido al conjunto de Fratello prácticamente en el ecuador del cuarto.

Muchas opciones son las que estaba derrochando Ucrania en forma de pérdidas de balón. Ante esto, Croacia no podía desaprovechar estas ocasiones y de la mano de un gran Simon, que a estas alturas de partido se iba hasta los 21 puntos, mantenía esa diferencia por encima de los 10 puntos. Las semifinales estaban más cerca para los croatas que seguían realizando una defensa muy intensa. A falta de  tres minutos para la conclusión, Croacia dominaba por 13 puntos a pesar del nulo partido de su center Ante Tomic. Ucrania ya lo intentaba a la desesperada, pero siempre se suele decir que las prisas no son buenas. Croacia iba a estar en las semifinales del Europeo de Eslovenia después de derrotar por 84-72 a Ucrania y esperará rival en el último encuentro de esta ronda entre Lituania e Italia. Ocho años después, Croacia va a luchar por las medallas.


Deja un Comentario