Beatriz Corrales, campeona del Dutch Open 2013




Tercera victoria en el Circuito Europeo por parte de la española.

Al suroeste de la Haya, la ciudad holandesa de Wateringen era el escenario de la decimocuarta edición del Velo Dutch International del jueves 18 al domingo 21 de abril.

Este evento, uno de los Torneos más importantes de categoría International Challenge, contaba con las mejores raquetas del Circuito Europeo debido a la buena localización geográfica que dispone.

Fuente: Renelagerwaard.nl

Beatriz Corrales, ganadora del Dutch International. Fuente: Renelagerwaard.nl

En lo que se refiere a la representación española, todas nuestras esperanzas estaban depositadas en Beatriz Corrales, actual número 54 del Ránking Mundial y cabeza de serie número 6 del Campeonato, que acudía acompañada junto al entrenador del CARD de Madrid, Fernando Rivas.

Inapelable, contundente y autoritario fue el triunfo final de la española. A lo largo de toda la competición, tan sólo cedió un set, lo que refleja que en la actualidad es la jugadora con mejor estado de forma del Circuito Europeo y es una de las jugadoras a batir en los próximos Torneos.

Sus recientes victorias en el International Series de Rumanía y en los International Challenge de Francia y Holanda junto a la segunda posición obtenida en Finlandia, la han aupado con todo merecimiento a la primera posición del Circuito.

En cuanto al desarrollo de la competición, Beatriz en primera ronda de cuadro principal debía hacer frente a una de las jugadoras más prometedoras y con mejor futuro del bádminton danés, Anna Thea Madsen. La jugadora española despejó cualquier atisbo de duda y con un contundente juego ofensivo en los instantes finales de cada set, se hacía con la victoria tras ganar en dos sets de manera holgada (21-12, 21-14).

En segunda ronda, se enfrentaba por primera vez a la jugadora rusa Victoria Slobodjanuk. Tras un primer set reñido, donde la jugadora española no conseguía despegarse en el marcador y finalmente conseguía cerrar la primera manga por 21-17, en el segundo set, la situación cambió totalmente desde el inicio, Beatriz pisó el acelerador y con menos errores no forzados desde el fondo de la pista se alzaba con el triunfo por un rápido 21-6.

En la jornada matutina del sábado, en la ronda de cuartos de final se enfrentaba a la cabeza de serie número 1, la jugadora búlgara Petya Nedelcheva, actual número 23 mundial. Esta jugadora de 29 años de edad, antigua top ten mundial y que ha disputado 3 Juegos Olímpicos posee un estilo muy ofensivo de juego debido a su gran calidad técnica desde el fondo de la pista donde imprime mucha velocidad al volante.

Fernando Rivas dando instrucciones a B. Corrales. Fuente: solibad.

Fernando Rivas dando instrucciones a B. Corrales. Fuente: Solibad.

Esta jugadora proveniente del este de Europa, contaba como principales armas con potentes smashes y un buen juego de red, manteniendo en cada instante del partido un ataque muy consistente y que es difícil de contrarrestar por parte de sus oponentes, debido a que posee un estilo de juego muy distinto al de otras jugadoras del Circuito Europeo. Por lo que la estrategia a seguir por parte de Beatriz era intentar contrarrestar ese ataque moviendo a la búlgara por toda la pista y así impedir un ataque cómodo por parte de ésta.

El primer set se decantaba del lado español por un ajustado 22-20 tras ir todo el rato por detrás en el marcador. Este hecho demuestra la consistencia mental que ha adquirido Beatriz en este último ciclo de competición. Sin embargo, Nedelcheva no daba su brazo a torcer y lograba darle la vuelta al luminoso en el segundo set. En la primera parte del definitivo tercer set, la igualdad fue la nota predominante. Tras el descanso a mitad de juego, Beatriz incrementó la intensidad y demostrando estar muy fina y precisa en el juego de red, consiguió una de las victorias más prestigiosas en su carrera deportiva, tras deshacerse por un tanteo de 21-15.

En la penúltima ronda del torneo, Beatriz se enfrentaba a la jugadora irlandesa Chloe Magee, número 47 del Ránking Mundial, a la cual nunca había vencido en sus tres anteriores enfrentamientos y con la que había perdido el pasado diciembre en las semifinales del Internacional de Irlanda.

Este encuentro fue uno de los que mayor despliegue a nivel táctico hubo de seguir la española. Con una clara estrategia de juego marcada, Beatriz no concedió ninguna oportunidad a su rival que se vio sorprendida por el alto nivel de juego de la española. La madrileña lograba su cuarta final consecutiva tras vencer por 21-15, 21-14.

B. Corrales. Entrega de premios. Fuente: Facebook B. Corrales

B. Corrales. Entrega de premios. Fuente: Facebook B. Corrales

En la final del domingo, se enfrentaba a la jugadora alemana, Karin Schnaase, número 43 del Ránking Mundial. En el anterior enfrentamiento entre ambas jugadoras que tuvo lugar en la primera ronda del Internacional de Francia, la balanza se decantó a favor del lado español por un agónico partido de 61 minutos de duración con un marcador de 21-19, 18-21, 22-20.

A pesar del reñido precedente, la superioridad de Beatriz durante la final fue más que patente. Tras un primer set dominado por Beatriz por diferencias que oscilaban entre 3-4 puntos, se llegaba al segundo set donde la jugadora alemana, una de las más correosas y peleonas de todo el Circuito, conseguía disminuir las diferencias y también unido a que Beatriz tenía prisa en acabar los puntos, lo que la condujo a tener mayor precipitación en algunas jugadas, permitían a la jugadora teutona albergar algún tipo de esperanza de poder llevar el partido a un tercer set.

Sin embargo, Beatriz consiguió rehacerse y desplegando todo su arsenal lograba contrarrestar el juego de cuatro esquinas que intentaba comandar y llevar a cabo Schnaase, y se imponía por un tanteo de 21-16, 21-18.

Hay que resaltar que en este Torneo, Beatriz se ha deshecho de las cabezas de serie número 1, 2 y 3.

De tal manera, Beatriz termina su impresionante ciclo de dos meses de competición con un bagaje de 19 victorias y tan sólo dos derrotas ante Carolina Marín y la jugadora francesa, Sashina Vignes Waran.

Sin duda, el buen trabajo táctico individual desplegado en entrenamientos y la consiguiente demostración en pista por parte de Fernando Rivas y Beatriz Corrales respectivamente, está obteniendo unos resultados más que esperanzadores para el bádminton español.

B. Corrales en la entrega de trofeos. Fuente: Facebook B. Corrales

B. Corrales en la entrega de trofeos. Fuente: Facebook B. Corrales


Deja un Comentario