Nora Bicet se viste de bronce en jabalina




Las mujeres siguen llevando la voz cantante en el estadio de la ciudad turca de Mersin, sede de los Juegos Mediterráneos, donde la jabalinista Nora Aida Bicet, ni siquiera la número uno de España, que es Mercedes Chilla, se hizo con la sexta medalla de la delegación española con un mejor lanzamiento, el último, de 57,65m. Su tercera posición pareció clara desde el principio, inalcanzables en teoría las europeas del este, la Ratej, única que sobrepasó los 60 metros y la serbia Jelaca, que no estuvo tan lejos (57.88m). Por detrás no había competencia, con mujeres que no superaron los 53m y no forzaron a la  lanzadora de origen cubano a mejorar su marca.

Nora Bicet, bronce en jabalina. Foto de  Contrameta.

Nora Bicet, bronce en jabalina. Foto de Contrameta.

Mark Ujakpor fue quinto en los 400m (46.53s), quedándose a 72 centésimas del podio. Ganó el italiano Matteo Galvan en la mejor carrera de su vida.

Su debut anual serio en los obstáculos, aunque con una preparación aún corta, no le salió bien a Teresa Urbina, que se retiró en plena carrera, ganada por la algerina Betiche en nueve minutos y cuarenta segundos. En la prueba masculina tampoco tuvo demasiada suerte Roberto Alaíz, que terminó octavo (8,42,61) en una carrera dominada por el turco Amor Ben (8,14,05).

Un curioso fenómenos se da en estos Juegos, donde España resbala en las pruebas tradicionalmente dominantes, mediofondo y fondo y sin embargo saca los buenos resultados en pruebas habitualmente hostiles como velocidad o lanzamientos. Otro ejemplo:  Francisco Roldán quedó fuera de los 800m tras ser cuarto en su serie (1.49.00). En el lado contrario, Diego Cabello, primero a la final de 400 vallas  en su serie (50,15s).


Deja un Comentario