Marta Domínguez: historia de una sospecha




La Federación Internacional de Atletismo detecta en la atleta palentina valores anómalos en su pasaporte biológico en agosto de 2009, cuando fue campeona mundial de 3000m obstáculos, y la sancionará provisionalmente

Las sospechas aumentan aún más sobre Marta Domínguez, la atleta española más laureada de la historia, tras conocerse este miércoles que la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) le notificó el pasado mes de enero que había detectado valores anómalos en su pasaporte biológico en agosto de 2009, cuando la palentina se proclamó campeona mundial de 3000m obstáculos, el mayor éxito de su carrera. Siempre según la información de Carlos Arribas en El País, el máximo organismo atlético estaría ultimando una sanción provisional dejando a la Federación Española la responsabilidad de imponer una definitiva.

Marta Domínguez. Foto de Sillyfolkboy

Marta Domínguez. Foto de Sillyfolkboy

El 17 de agosto de 2009 Marta Domínguez ganó el mundial de 3000m obstáculos en Berlín con una marca de 9.07.32, la mejor de su carrera, a la que sólo se acercó ese verano. De ese momento son precisamente los valores elevados de hemoglobina que la IAAF encontró en su pasaporte biológico, puesto en marcha en el atletismo en ese mismo año para controlar los datos sanguíneos de los atletas. La extrañeza de sus cantidades sólo se supo en 2012, después de realizarle más análisis para concluir que los datos de 2009 se salían de los márgenes medios de su sangre. La información fue corroborada por un experto de la IAAF y otras dos veces por tres expertos independientes de la Agencia Mundial Antidopaje tras analizar el caso.

La historia de una sospecha

No es la primera vez que a la actual senadora por el Partido Popular se ve relacionada con el dopaje. Ya en la Operación Puerto de 2006 apareció una bolsa de sangre en el congelador del médico Eufemiano Fuentes, médico condenado hace pocos días por un delito contra la salud pública y que dopaba a sus numerosos clientes, con la etiqueta ‘Urco”, el mismo nombre del perro de Marta Domínguez. Las investigaciones demostraron que las bolsas se nombraban con el nombre de las mascotas de los deportistas, como sucedió en el caso de los ciclistas. Pero las sospechas se despertaron verdaderamente sobre ella cuando el 9 de diciembre de 2010, casi medio año después de su subcampeonato europeo en obstáculos, su última medalla, fue detenida por la Guardia Civil en su casa de Palencia, donde se encontraron varias sustancias dopantes, en el contexto de la Operación Galgo. La investigación siempre acusó a Domínguez de posible distribución de productos y no de dopaje directo.

La reacción inmediata de la federación que preside José María Odriozola fue apartarla de su cargo de vicepresidenta, mientras ella negaba todas las acusaciones en una entrevista en Veo TV en enero de 2011. La atleta era desvinculada de la operación primero, y de su relación con el dopaje meses después. En la primavera del pasado año la Operación Galgo quedaba archivada definitivamente después de que la Audiencia Provincial de Madrid anulase por un defecto de forma las escuchas telefónicas de las conversaciones de los imputados, en las que Marta Domínguez hablaba en clave de “limpiar la casa por dentro” o de “el oro” para referirse a una sustancia que tenía que entregar al también atleta Alberto García, ya suspendido en 2003 por consumo de EPO.

Marta Domínguez en 2007. Foto de Rudolphous.

Marta Domínguez en 2007. Foto de Rudolphous.

El pasado 17 de febrero el diario El País sacaba a la luz unos documentos que certificaban que “MARTA DGZ”, según el escrito, visitó la consulta de Eufemiano Fuentes ya en diciembre de 1997, cuando la palentina solo sumaba 22 años. Entre los papeles a los que tuvo acceso el periódico se encontraba también un calendario de 2005 en el que venían marcados mediante códigos las fechas de los tratamientos y con flechas los días de las competiciones de esa temporada, que coinciden con las que Domínguez realizó.

Marta Domínguez fue dos veces subcampeona mundial de 5000m (2001 y 2003), dos veces campeona de Europa en la misma prueba (2002 y 2006) y una subcampeona (1998) en la misma prueba, campeona mundial (2009) y subcampeona europea (2010) de 3000m obstáculos, además de otro puñado de medallas en grandes competiciones en pista cubierta. Cuando se la detuvo por la Operación Galgo estaba embarazada, motivo por el que no volvió a la competición hasta el año 2012, con un rendimiento más que discreto: se retiró del Europeo de Helsinki y terminó 12ª los obstáculos de los Juegos Olímpicos de Londres.


Deja un Comentario