MARATÓN: Stephen Kiprotich somete a las potencias




El ugandés vence en el maratón dejando sin medallas a Kenia y Etiopía.

Stephen Kiprotich nació hace algo más de 23 años en Kapchorwa, en Uganda, uno de los países más pobres del mundo y sometió ayer a los ejércitos de Kenia y Etiopía en el maratón, la prueba más mítica que cierra el calendario olímpico del atletismo. De nada les sirvió a los vecinos del valle del Rift, keniatas y etíopes, tener a 28 hombres entre los dos con las mejores marcas del año. Cierto es que solo pueden comparecer tres por país, pero con ellos también pudo un hombre que fue noveno en Daegu el año pasado y ha pasado en su corta trayectoria por los 3000m obstáculos, los 5.000 y los 10.000 metros. El ugandés.dió el golpe definitivo a falta de seis kilometros, superando al doble campeón mundial Abel Kurui, plata, y a otro Kiprotich, de nombre Wilson Kipsang e igualmente de Kenia.Explotó cuando parecía que iba a ser el que se hundía. Con ellos se había quedado solo en cabeza después de despegar al etíope Abshero después del kilómetro 25, que como sus otros compatriotas, no pudo acabar. De nada sirvieron las marcas. Ni siquiera estaba el reciente plusmarquista mundial Patrick Makau. La gloria olímpica no entendió de rankings y fue en dos horas y ocho minutos para el más fuerte en las calles de Londres, una ida y vuelta entre Buckingham Palace y la catedral de St Paul, en el corazón de la 'City'.

El consuelo para Kenia es el espectacular récord mundial de David Rudisha en los 800m, uno de los momentos de los Juegos. Ha fracasado en los 1500m, las pruebas de fondo en la pista y no ha podido con el oro en el maratón. A Etiopía, en declive Bekele, le salvan sus dos estrellas enemigas entre ellas, Meseret Defar y Tirunesh Dibaba, que se han repartido las victorias en los cinco y diez kilómetros. Los españoles terminaron en la mitad alta de la clasificación, aunque sin poder acercarse nunca al diploma. Carles Castillejo terminó poco satisfecho en el puesto 24º (2.16.17). Nacho Cáceres (31º, 2.17.11) y Jose Carlos Hernández (34º, 2.17.48) llegaron casi de la mano en el reino londinense de Uganda.

 


Deja un Comentario