La chica de la gorra deja de marchar




María Vasco, la única atleta española en subir a un podio olímpico, se retira tras 27 años marchando en el atletismo

Un mañana de este año, en un entrenamiento rutinario, María Vasco se paró en seco. No era un preocupante dolor lo que le frenó, era la desmotivación que se manifestaba de forma repentina en el cuerpo de una marchadora que acababa de aceptar que sus mejores prestaciones ya estaban dadas. En el año en el que cumplirá los 37 años ya no se siente la niña que empezó a marchar emulando a su vecina Mari Cruz Díaz -otra pionera campeona de Europa en el 86- ya no encuentra fuerzas para seguir saliendo a la calle cada mañana. Se retira, anunció esta semana entre lágrimas. Ni siquiera le motiva el próximo europeo del verano de 2014 en Zúrich, pese a que el campeonato continental es el único que se ha resistido al palmarés de la de Viladecans. Pero María sabía que su oportunidad estaba en 2010, en su casa, y allí una lesión la apartó del paseo Picasso a media prueba, su gran espina. También es consciente de que tras no lograr acudir al pasado mundial de Moscú, su décimo puesto olímpico en Londres era su techo.

María Vasco en Osaka 07. Foto RFEA.

María Vasco en Osaka 07. Foto RFEA.

Vasco se retira con el indudable mérito de ser la primera -y 13 años después, única- atleta española en subir a un podio olímpico en la prueba de los 20km, un honor que nadie le podrá arrebatar. Fue en otra mañana de mejor recuerdo, la del 28 de septiembre de 2000 en Sidney, cuando nadie esperaba de ella una medalla de bronce que puso color al triste balance español en aquellos Juegos. Tan sorprendente era el resultado que cuando los cámaras de TVE le anunciaron su posición, Vasco se enfadó pensando que la estaban vacilando. Pero al entrar al estadio la suerte le sonrió con la descalificación de la australiana Jane Saville cambiando para siempre su carrera deportiva. Pasó de desconocida a referencia del deporte femenino.

Le costó siete años volver a subir al podio mundial, una eternidad en el atletismo. También era lejos, en la japonesa Osaka, cuando repitió un tercer puesto en la madrugada española de agosto, en un momento en el que nadie contaba ya demasiado con su medalla. La barcelonesa no había encontrado el camino hacia la gloria pero siempre había rozado el podio: 5ª en el mundial de Edmonton 01, 7ª en los JJOO de Atenas 04, 4ª en el mundial de Helsinki 05, 5ª en los JJOO de Pekin, el momento en el que estuvo más cerca de repetir como medallista olímpica en los 20km marcha más rápidos de su vida: una hora, 27 minutos y 25 segundos, récord de España que aún posee junto al de los 10km, distancia que cultivó en sus primeros años de su carrera y en los que fue 28ª en sus primeros Juegos de los cuatro en los que ha estado, los de Atlanta 96.

Tras 27 años entrenando, saliendo a la calle a marchar con su gorra roja -o blanca- siempre bien calada a su inconfundible melena rubia, siendo la referencia de la marcha femenina española en cualquier campeonato de este siglo, a cuyo regazo han crecido otras notables como Beatriz Pascual, María José Poves o Julia Takacs, ahora Vasco deberá enfrentarse a un reto casi igual de difícil: encontrar trabajo. “Tengo un currículum deportivo magnífico, pero inexistente en lo laboral”, reconocía a 20 minutos una mujer que tiene demasiadas inquietudes como para conformarse con un puesto relacionado con el deporte, aunque tenga en mente correr una maratón. Mientras rehace su nueva vida postdeportiva puede deleitarse con más de dos décadas de recuerdos, siempre con una gorra calada y una sonrisa.

@Ismael_Prz


2 Comentarios

  1. learn more dice:

    see here for the best alarm clock anywhere

Trackbacks/Pingbacks

  1. [...] en el campo a través en Belgrado. Con la cita de Serbia concluyó el año que despidió a María Vasco del atletismo, tiempo postolímpico, y dejó al atletismo nacional inmerso en su crisis aunque [...]

Deja un Comentario