Jabalina, ¿duelo nórdico?




El lanzamiento de jabalina se ha convertido en los últimos años en una de las disciplinas atléticas que más expectación crean, dejando unos concursos verdaderamente emocionantes a los ojos del aficionado. Cabe destacar la fuerza mediática que ha adquirido sobre todo la competición masculina a raíz de sin duda una de las rivalidades más constructivas que nos ha dado el deporte: Thorkildsen frente a Pitkämäki, el duelo nórdico.

Andreas Thorkildsen, noruego, nacido en Kristiansand en 1982, es sin duda el rival a batir en el lanzamiento de jabalina. Es el vigente campeón olímpico, título que revalidó en Pekín en 2008 tras haber ganado en Atenas cuatro años antes. Ha sido campeón del mundo y de Europa, así como líder del ranking mundial las últimas cuatro temporadas. Su plusmarca personal es de 91,59m, realizada en 2006.

Tero Pitkämäki, nacido en Ilmajoki (Finlandia) en 1982, es uno de esos lanzadores que hacen disfrutar a todo aficionado al atletismo, pues todo su ser está lleno de fuerza y coraje, cualidades que le han llevado a lo más alto. Pitkämäki no tiene un palmarés tan abultado como su rival noruego, pero ello no le quita mérito alguno. Fue campeón mundial en Osaka 2007 y bronce en los JJOO de Pekín, además de haber sido líder mundial del año 2005. Posee una plusmarca personal de 91,53m, conseguida en 2005.

Estos dos fenómenos del lanzamiento de jabalina llevan batiéndose en duelo, cual forajidos en el oeste americano, desde 2004, ya en la élite, reunión tras reunión, campeonato tras campeonato, dejando huella en la afición, en los medios, y en el deporte en general. La cuestión es si tendremos en Londres 2012 una ración más de esta sana rivalidad, si bien será el principio de su fin, o si no se limitará solo a la lucha entre los dos escandinavos y atraerá a algún contendiente más. La verdad es que Thorkildsen llega como líder de 2011 (con 90,61m), y en principio es el favorito, a la espera de la temporada al aire libre que comenzará el próximo Mayo. Por otra parte, Pitkämäki llega en una peor situación pues obtuvo 85,33m en 2011, y hay voces que dicen que está muy lejos de su mejor versión y no tendrá sitio en la lucha por una medalla olímpica.

Pero la cosa no queda ahí, porque por desgracia para ambos, no va a ser el concurso olímpico precisamente cosa de dos. Ya pudimos ver en el mundial de Daegu el verano pasado como el joven alemán Matthias de Zordo, superaba a Thorkildsen y le arrebataba la medalla de oro contra todo pronóstico. Esta nueva figura que emerge en la élite, y que tiene una larga carrera llena de éxitos por delante, va a dar seguro mucho que hablar, y se sitúa como un serio candidato no solo a medalla sino a ser el próximo campeón olímpico.

Podremos disfrutar entonces de un verano que se prevé emocionante, que culminará con la cita olímpica. Podremos vivir una final de jabalina en el Olímpico de Londres hasta arriba de competitividad, y con estas tres figuras, de Zordo, Pitkämäki y Thorkildsen, luchando por ese ansiado primer puesto. 


1 Comentario

  1. Pilar dice:

    muy interesante artículo sobre el duelo en jabalina… visitaré la página de vez en cuando, me parece  estupenda.

Trackbacks/Pingbacks

    Deja un Comentario