España se apunta a la plata europea




Bezabeh cede en el último kilómetro del Europeo de cross de Samokov ante los turcos Arikan y Kaya. Iris Fuentes-Pila, novena en la exhibición británica de Steel y Avery. España consigue el subcampeonato masculino y femenino por equipos.

Sin un oro que le haga indiscutible, España se marcha de la gélida Samokov con cinco medallas, tres en la categoría senior, que la coronaron como la potencia más regular a nivel absoluto en el Europeo de cross. Con dos subcampeonatos por equipos, solo el doblete británico entre ellas y el turco entre ellos cerró el camino a la victoria grupal. En la letra pequeña de lo individual, Alemayehu Bezabeh dio dos pasos atrás y cedió el oro de 2013 para conformarse con un bronce que cerraba un podio totalmente africano. Porque si el español nació en Adis Abeba los dos otomanos que le robaron la cartera en el último kilómetro, Polat Kemboi Arikan y Ali Kaya, fueron alumbrados en Kenia.

Bezabeh, entre el barro y la lucha con Arikan y Kaya. Foto de Harry Engels.

Bezabeh, entre el barro y la lucha con Arikan y Kaya. Foto de Harry Engels.

En realidad, entre la nieve, el barro y los cinco grados de la ciudad búlgara no hubo más historia que la de los tres en los poco más de 10 kilómetros que recorrió la prueba. Pasados los 2,000 metros, Arikan, Kaya y Bezabeh se marcharon en solitario y pronto abrieron una brecha lo suficientemente amplia como para que doblar atletas fuera cuestión de tiempo. Arikan, campeón continental de 10.000m en 2012, y Kaya, bronce en la misma prueba en Zúrich, ocho y cuatro años más jóvenes que Bezabeh, se deshicieron del actual campeón de la prueba en el último kilómetro. Después de encabezar el trío durante muchos metros, marcando el mejor recorrido sobre los charcos, de situarse entre los turcos en otros momentos, Bezabeh no tuvo respuesta al arreón, que lo dejó clavado y a 11 segundos en meta, sin el podio en peligro con el millero francés Florien Carvalho como primer blanco detrás.

Por detrás de él, sexto, resistió sin tener nunca posibilidades de medalla al empezar atrás, el español de origen marroquí Mohammed Marhoum. Muy notable, mejorando notablemente respecto al año pasado, llegó en 12ª posición el aragonés Toni Abadía a 1.05, casi de la mano del debutante Roberto Alaiz, 15º, que demostró progresar tanto sobre el barro como sobre el tartán. Daniel Mateo, otro nobel, terminó 21ª a 1.24, por delante de Iván Fernández, 36º a 1.54. Solo los turcos les apartaron del oro del año pasado.

Arikan venció a Kaya en el sprint, en un desenlace entre compatriotas tan emocionante como la carrera femenina, donde también Gemma Steel derrotó a Kate Avery en el mismo segundo. En la retaguardia, lejos de ese duelo, llegó la sueca de origen africano Meraf Bahta, campeona de 5.000m en Zúrich 2014, en un giro final inesperado durante el desarrollo de la prueba, claramente más abierta que la masculina. Llegados a los cinco kilómetros de los 7.782m de los que contaba la final, las esperanzas españolas se mantenían intactas gracias a Trihas Gebre, etíope hasta agosto, española por el amor de un vasco desde entonces. Gebre, cerca de la cabeza al principio, peleaba por la cabeza sin complejos con la actual campeona francesa Sophie Duarte, finalmente quinta, y las británicas vencedoras. Cuando sus rivales apretaron, a Gebre se le terminó toda resistencia.

Terminó 13ª, a 58 segundos del oro. Su rendimiento decepcionó cuando tampoco se esperaba ya nada de Diana Martín, la tercera de Europa en Zúrich en 3.000m obstáculos, finalmente 19ª a 1,27 minutos. La plata del equipo se saboreó con cierta pena por estos dos pinchazos, que compensó inesperadamente la veterana Iris Fuentes-Pila, la mejor española después de todo, al terminar 9ª a 52 segundos después de no perder nunca el pulso al segundo grupo y apretar en la vuelta final. Las fondistas Lidia Rodriguez, 29ª a 1.59, y Paula González, 43ª a 2.44, completaron una actuación de subcampeonato global tras las británicas, un peldaño más que el bronce logrado en 2013.

La tercera plata por conjuntos la lograron los junior masculinos, con Carlos Mayo en el segundo escalón del podio, Ayoub Mokhtar en cuarta posición y Jordi Torrents en séptima. Solo los italianos los superaron.

@Ismael_Prz


Deja un Comentario