El tesoro de las Antillas




Aquellos  tesoros que enterraron piratas y filibusteros en las Antillas, según decía la famosa canción de Joan Manuel Serrat, podríamos identificarlos con los tesoros que son en sí los antillanos en el ámbito de lo humano y lo deportivo. No es ningún secreto el enorme talento que esas poblaciones del Caribe tienen en cuestiones deportivas, especialmente en cuanto al atletismo se refiere. Célebres son sin duda grandes atletas como Usain Bolt, Dayron Robles, Félix Sanchez o Verónica Campbell, especializados convencionalmente  en pruebas de velocidad.

WALCOTT en los JJOO de Londres 2012. Foto de Tab59

WALCOTT en los JJOO de Londres 2012. Foto de Tab59

Tras este 2012, año olímpico, no se puede más que corroborar que los atletas antillanos son semilla de éxito, pero no solo de velocistas se ha dado que hablar. No cabe duda de que ha sido un año de lo más sorprendente, teniendo algunos atletas la fechoría de tumbar todo tipo de pronósticos y quinielas.

En primer lugar hay que remontarse al mes de Julio, cuando se celebró en Barcelona el Campeonato Mundial Junior de Atletismo. El transcurso del campeonato siguió toda normalidad hasta la disputa de las competiciones de lanzamiento de disco y jabalina en categoría masculina. Siempre se había dicho que los jamaicanos son los reyes de la velocidad, pero fue esta vez el discóbolo Fedrick Dacres quien hizo sonar el himno nacional al alzarse con el oro. Dacres, atleta nacido en 1994, es el antagonista del atletismo jamaicano. Es sabido que las disciplinas de lanzamientos, de gran arraigo en Europa, no son muy populares en países caribeños como es Jamaica, pero he aquí la excepción que confirma la regla.

Sin salir del Olímpico Lluis Companys de Barcelona, se tuvo el privilegio de ver el comienzo del as que la delegación de Trinidad y Tobago se sacaría de la manga un mes después en los JJOO de Londres. El lanzador de jabalina trinitense Keshorn Walcott, de 19 años, se alzó como campeón junior enfocando todas sus miradas a la cita olímpica en Stratford. Fue en la tarde del 9 de Agosto, cuando el joven lanzador trinitense dio la sorpresa del año en el atletismo. Walcott lanzó su jabalina hasta los 84,58m, estableciendo su plusmarca personal, coronándose como nuevo campeón olímpico y colgándose la medalla de oro al cuello. ¿Quién decía que en el atletismo todo era previsible?  Keshron Walcott abatió todo tipo de pronósticos pues ni siquiera estaba entre los favoritos a entrar en el pódium. Multitud de expertos, atletas y medios de comunicación fallaron en sus quinielas.

Tras 2012, el atletismo mundial se puede decir que cuenta con estos atletas que se posicionarán entre los mejores de sus disciplinas  Su juventud les da un gran margen de mejora y es seguro que llegarán muy lejos. Estos antillanos, reflejo de la pura pasión de su tierra por el deporte, pondrán su punto de mira en futuras competiciones. ¿Nos deleitarán  con todo su talento en Río 2016?


Deja un Comentario