El atletismo mirará a Europa en 2014




PREVIA: El Europeo de Zúrich entre el 12 y el 17 de agosto será la gran cita de la temporada. A la cita universal en pista cubierta de Sopot se suma en mayo un nuevo mundial de relevos

Europa será el epicentro del atletismo en 2014. En año par no olímpico, el Europeo al aire libre cobrará el protagonismo que perdió en su última edición de Helsinki, a un mes de los Juegos de Londres. El estadio Letzigrund de Zúrich acogerá desde el martes 12 al domingo 17 de agosto la gran cita del atletismo continental. Desde sus 30.000 asientos se espera que brote más calor que desde las gradas vacías del último mundial de Moscú. La ciudad germanófona tiene tradición en acoger con entusiasmo la reunión anual de la Diamond League, que este año será la penúltima cita de un calendario que empezará el 9 de mayo en Doha y terminará el 5 de septiembre en Bruselas. Con el calendario completo esta vez –vuelven la marcha y el maratón que no estuvieron en 2012- se espera que España se acerque a las siete medallas de Barcelona. Para ello necesitará recuperar el peso perdido en el mediofondo. Será la hora de la verdad para atletas como Kevin López, David Bustos o Isabel Macias, a la espera de comprobar si Arturo Casado y Manuel Olmedo, medallistas en 2010, pueden volver a la élite tras las lesiones, que también han acompañado a Álvaro Rodríguez. El vallisoletano se ha puesto el verano como gran meta. Para él, como para otras promesas más jóvenes, 2014 es su año definitivo.

Estadio Letzigrund de Zúrich, sede del Europeo en agosto

Estadio Letzigrund de Zúrich, sede del Europeo en agosto

Zúrich también espera a otros talentos que puedan explotar definitivamente. El saltador Cáceres debe luchar por las medallas tras su cuarto puesto en Moscú, aunque antes tendrá que pasar por la cita invernal de Sopot. La ciudad polaca, a orillas del Báltico, acogerá entre el 7 y el 9 de marzo el Mundial en pista cubierta. A expensas de cómo se desarrolle la temporada invernal, el de Onil y otro buen salto de Beitia el año que cumplirá 35 años, podrían devolver a España a un podio que no pisó en la última cita de Estambul hace dos años. El Ergo Arena polaco verá a la sensación de la velocidad femenina, Shelly-Ann Fraser-Pryce, pero no al extravagante Teddy Thamgo, la estrella del triple, tan buena como frágil, después de haberse roto la tibia en noviembre. Tampoco a David Rudisha, que quiere tomarse con calma el regreso tras la lesión que le borró de 2013, ni a Usain Bolt, que huye de la pista cubierta y ha anunciado un 2014 en busca del récord mundial de 200m, ni a Mo Farah, centrado en preparar su debut en el maratón de Londres, donde se las verá con el hombre del que heredó el imperio del fondo en la pista, el etíope Kenenisa Bekele. Con todas las dudas sobre los dos, la de abril apunta a una de las citas del año.

 Otra será nueva. El mundial de relevos organizado por la Federación Internacional nacerá en mayo en Nassau, la capital de las Bahamas. Un enclave caribeño para que los tiburones de la velocidad luzcan en equipo. En las noches españolas del fin de semana del 24 y 25 de mayo se decidirán, a ronda de clasificación y final, los primeros campeones de 4×100, 4×200, 4×400, 4×800 y 4×1500 metros. Si España cruzará el Atlántico en una situación de apuros económicos con algún equipo –el 4x100m masculino y los del mediofondo serían los que contarían con más opciones- es aún una incógnita. Más seguro es la participación española en las otras dos citas europeas que siguen en importancia a Zúrich. Mes y medio antes, la Copa de Europa por equipos que se celebrará en Braunschweig, al norte de Alemania, el 21 y 22 de junio, y el Europeo de cross del 14 de diciembre en la búlgara Samokov.

@Ismael_Prz


Deja un Comentario