Borja Vivas ante Roma: “No me esperaba esta marca, pero pasar de 20 metros ahora debe ser rutina”




ROMA   El lanzador de peso debuta en la Diamond League de Roma tras hacer marca personal este fin de semana. 

Él mismo lo reconoce. Todo ha sido muy rápido para el lanzador de peso Borja Vivas (Málaga, 1984), que el pasado sábado lanzaba en su ciudad la bola hasta los 20,63m, 45 centímetros más lejos de lo que lo había hecho hasta ahora este licenciado en Empresariales. La puerta se abrió de repente, y esta tarde estará con los mejores en el olímpico de Roma, en su debut en la Diamond League, la Champions del atletismo. Relajado y feliz aparece el malagueño por el enorme hall del hotel Villa Phampili, un complejo de lujo en medio de una gran zona verde al otro lado del Tíber y al sur del Vaticano, lejos del jaleo turístico del centro de la Ciudad Eterna, por donde igual se pasean los enjutos mediofondistas keniatas que los enormes lanzadores alemanes, o la espigada saltadora Vlasic, que baja a comprobar las listas de salida, mientras en una sala adyacente preparan los dorsales. Allí duerme lo más granado del atletismo mundial en la víspera de la Golden Gala. Antes de que la noche se cierre definitivamente y de que Vivas baje a cenar con el plusmarquista español de 800m Kevin López, que también compite en Roma, nos atiende.

-Somos Olímpicos: ¿Cómo se desarrolló la competición del sábado? ¿Te esperabas esa marca?

-Borja Vivas: Me pilló todo un poco por sorpresa. No pensaba que me iba a salir un lanzamiento así, el objetivo era pasar de los 20 metros, la competición fue tranquila y el cuerpo después de unos meses lanzando bien ¡estaba a gusto y salió eso. Me relajé y surgió así, aunque teniendo en cuenta que queda mucha temporada no pensaba lanzar tanto ya.

Borja Vivas en el hotel Villa Pamphili de Roma. Foto de Ismael Pérez.

Borja Vivas en el hotel Villa Pamphili de Roma. Foto de Ismael Pérez.

-¿Cómo surgió tu presencia aquí en Roma en la Diamond League?

-Ha sido todo muy rápido, el lunes me avisó el manager del ofrecimiento, que no me esperaba, y evidentemente lo cogí con las manos abiertas, solo poder estar aquí es una gozada, acabo de ver la lista y están los mejores. Ayer mismo recibí los billetes para un vuelo desde Málaga, algo que se agradece, me recogieron en el aeropuerto, tengo una habitación para mi solo, todo pagado. Se percibe mucho lujo y espectáculo.

-¿Qué esperas de ti en esta Golden Gala?

-He visto los participantes y están los mejores. Al ser doce, solo ocho pasan a la mejora y la cosa se complica porque hay que hacerlo bien desde el principio. Se trata de pasar de 20m. En esos tres tiros hay que ir a por todas y disfrutar, que para eso es una competición internacional.

-¿A quién ves favorito ante la ausencia de Ryan Whiting (líder del año y de la Diamond hasta ahora)?

-Me ha sorprendido que estaba el alemán Storl, que es un poco incógnita porque no ha realizado la pista cubierta por una lesión. Apuesto por él porque es joven y tiene un gran potencial, pero también están Hoffa, Majewski, gente que pasa de 21m e incluso de 22m con soltura. Va a ser un espectáculo.

“El año pasado me centré solo en el atletismo y creo que los resultados se empiezan a notar”

-¿Qué otras competiciones tienes en mente?

El Mundial es el objetivo claro, aunque también iré a los Juegos Mediterráneos este mes y la próxima semana iré a Dakar, surgen muchas competiciones sobre la marcha en el extranjero, porque en España está complicado competir. Con esta marca se me puede abrir el horizonte de las competiciones. Hay que buscarse la vida fuera y coger experiencia.

-¿Y para el Mundial de Moscú sigue el objetivo de la final o con esta marca te planteas ir más allá?

En el Mundial no me lo he planteado aún, la experiencia me ha dicho que otras veces he llegado pasado de forma porque la temporada se me ha hecho un poco larga. Nunca se sabe, mi objetivo es llegar con garantías de poder competir porque la etapa de estar allí ya la he cumplido, Esta marca te abre las puertas de una final e incluso de puestos un poco más altos, pero hay que hacerla en competición. Queda mucho, son tres tiros, se empieza por la mañana… Aún no lo he pensado.

-¿Qué ocurrió en el Europeo de Gotemburgo donde las cosas no le salieron muy bien?

-En Gotemburgo me dio más pena lo que pasó que en ninguna otra competición porque estaba bien y a la semana lancé más de 20m en la Copa de Europa de lanzamientos. Es una espina que tengo clavada,  una pequeña losa. Los Juegos Olímpicos también se me hicieron largos. El objetivo es llegar en condiciones de hacerlo bien y salir satisfecho porque lo he dado todo. Pasar de 20 metros a partir de hoy tiene que ser rutinario.

-Normalmente le ocurre que sus mejores lanzamientos son al principio del invierno en su ciudad y luego no consigue refrendarlos ¿por qué?

-Sí, es cierto. Nosotros no preparamos especialmente invierno, este año algo más por el Europeo, pero cuando pasas largos  periodos de entrenamiento tienes ganas de competir y si lo haces en casa es una motivación extra. A veces la temporada se nos ha quedado larga y estamos intentando mejorar eso. Mi entrenador también coge experiencia con los años y está trabajando para poder estar más meses al máximo nivel.

-¿Cómo empezó en el lanzamiento de peso?

Cuando era pequeño vivía al lado de las pistas de Málaga y mi madre me apuntó a actividades extraescolares. Luego pasé al Nerja y conocí a mi entrenador. Como no me gustaba correr, empecé con el lanzamiento de peso, aunque no me lo tomé en serio hasta mi etapa universitaria. Pero creo que el gran cambio fue el año pasado cuando terminé la carrera. Con los Juegos Olímpicos lo aposté todo al atletismo en exclusividad, empecé a hacer dobles sesiones, que antes no hacía y a las que el cuerpo ya se ha acostumbrado, a concentrarme solo en ello y creo que los resultados están saliendo ahora.

-Se habló en el último Europeo de un mejor ambiente en la selección con la llegada de Ramón Cid

-Ramón es un encanto, está atento a todos los atletas, sabe todas las marcas y competiciones de cada uno y todos los problemas que te puedan surgir. Es cierto que en Gotemburgo había otro ambiente, mejor, no sé si por gente más joven, o con más ganas, pero éramos más piña, hacíamos más reuniones que en otras ocasiones.

Borja Vivas compitiendo. Foto de RFEA.

Borja Vivas compitiendo. Foto de RFEA.

-La crisis ha entrado de lleno en el atletismo. Recortes, problemas para vivir en exclusiva del atletismo…¿qué hay de lo suyo?

-Tengo la suerte de que he renovado con mi club, que está sustentado por el Ayuntamiento de Málaga, por tres años. Eso me da mucha tranquilidad, ahí tengo suerte. Se nos ha bajado la beca el 40, como se está recortando en otras cosas en el país y claro que lo sufrimos, pero somos unos afortunados de hacer lo que nos gusta y que nos paguen por ello, un privilegio que mucha gente no tiene ahora en España, así que no me gusta quejarme mucho. Claro que notamos la crisis, pero por ahora no me va mal.

¿Ha sido duro vivir a la sombra de un campeón como Manolo Martínez siendo su sucesor natural?

-Siempre hubo buen rollo, Manolo siempre me ha cuidado y dado consejos, pero al principio de mi carrera, cuando Manolo aún estaba en competición sí había un poco de fricción, le gané y parecía que debía ganarlo ya siempre (Campeonato de España 2008) y simplemente él había salido de una lesión, pero seguía muy vivo. Cuando se retiró su sombra siempre estuvo presente porque ha conseguido grandes logros a los que es muy difícil que cualquiera se acerque. A él hay que agradecerle que el lanzamiento de peso se escuche y conozca  en España.

-¿Hasta dónde cree que puede llegar, los 21 metros?

-Hace dos años me planteaba el tema de los 20m, a ver si los podía repetir que me costaba muchísimo, y ahora he pegado este escaloncito de pasar de 20,50m y ahora sí que el siguiente horizonte parece ese, aunque es complicado y hay que pasar varias etapas, afianzarse en los 20m, ser regular.

-¿Qué jóvenes españoles ve en su modalidad que puedan lanzar más de 20 metros en un futuro, como han hecho Manolo Martínez y usted?

-Hay varios. Carlos Tobalina, que tiene un año menos que yo y le vería como el siguiente lanzador en pasar los 20m porque lleva una progresión muy buena, desde hace un tiempo está entrenando en el Centro de Lanzamientos de León. Y también está Alejandro Noguera, que tiene un físico muy similar al mio, y es muy joven y si sigue el cauce normal y tiene suerte con las lesiones también puede pasar la frontera.

Roma espera al verdadero Bolt

El debut de la estrella del atletismo mundial en la Diamond League 2013 se produce entre dudas. Los paupérrimos 10,09s que corrió Usain Bolt en las Islas Caimán hace un mes son la única referencia hasta la cita. Por eso el jamaicano llega a Roma dispuesto a honorar a Pietro Mennea -la reunión lleva su nombre- con una carrera bastante por debajo de los diez segundos. La presión de Tyson Gay (9,86s precisamente en Jamaica) está ya presente, aunque el americano no ha viajado a Roma, donde si se pondrán en los tacos Justin Gatlin (9,91s este año) y Mike Rodgers (9.96s). Además del caribeño, no faltarán estrellas en la Golden Gala que arranca a las seis de la tarde: LaShawn Merrit, Allyson Felix, Renaud Lavillenie o Blanka Vlasic prometen espectáculo junto al Tíber.


3 Comentarios

    Trackbacks/Pingbacks

    1. [...] que la media histórica. Al menos, fue oro, el primero, algo que parece un consuelo. El malagueño Borja Vivas  tomó el relevo mediterráneo de Manolo Martínez, una metáfora de lo que ha pasado en el peso [...]

    2. [...] Borja Vivas volvió a experimentar el desastre en una gran competición en el lanzamiento de peso. Tras lanzar a comienzos de junio 20,61m, lo que le llevó a competir con la élite mundial en la prueba de Roma de la Diamond League, no ha vuelto a pasar de los psicológicos 20m, una distancia que quería sobrepasar ya como costumbre. En la mañana de Moscú, el malagueño se quedó muy lejos de conseguirlo. Empezó con 18.95m que no le valían para nada, arriesgó en el segundo para subir un metro y acabó haciendo un nulo y, al final, en el tercero, se bloqueó y sólo le llegó el brazo a 18.97m, tan inútiles como alejados de su objetivo.  ”Una pena no ponerle la guinda a una magnifica temporada. Hoy no fue el día, por mas que lo intente”, explicó escueto. Terminó 23º en una calificación donde volvió a asustar el estadounidense Ryan Whiting, el favorito para todos. [...]

    3. [...] regularidad por encima de los 20 metros, esa distancia psicológica que te aúpa a la élite. Fue un año después de lo previsto, pero llegó y puso a Vivas en rampa de salida hacia las medallas. Se colocó cuarto de Europa, [...]

    Deja un Comentario