A Sopot en familia




La saltadora de altura Ruth Beitia será la mejor opción de subir al podio en el mundial indoor de Polonia que empieza el 7 de marzo y que tendrá la segunda delegación española más pequeña de la historia: 13 atletas

El atletismo español puede estar agradecido a Ruth Beitia y a su decisión de no retirarse tras los Juegos Olímpicos de Londres, como tenía previsto. La saltadora de altura cambió de planes y desde entonces vive una vejez dorada de marcas y medallas. El sábado volvió a demostrarlo en el Campeonato de España, llegando a los dos metros, la frontera que separa a las buenas de las excelentes en el mundo, por primera vez desde aquella final olímpica de chocolate. Curada esa herida con medicina de podios, la cántabra será otra vez más la referencia y esperanza en la delegación que viajará la semana que viene a Sopot, en el norte de Polonia, a orillas del Báltico, al mundial en pista cubierta del 7 al 9 de marzo. A los 34 años, comparece además como la más veterana de la segunda delegación más pequeña de la historia de la competición tras la docena que viajó a Indianápolis a la primera edición de 1987, la que anunció esta mañana Ramón Cid esperando la medalla de la cántabra y “unos cuatro finalistas”. El director técnico no cierra la puerta a que otros atletas sin mínima puedan ser repescados por la Federación Internacional para completar las pruebas, como en el caso del triple femenino.

Ruth Beitia. Foto de su Twitter.

Ruth Beitia. Foto de su Twitter.

A los que se lesionaron de camino, los que se centran en un verano de Europeo al aire libre, esa gran oportunidad de hacer cumbre en la carrera de muchos frente al inaccesible mundial, se sumaron los muchos que no consiguieron superar las exigentes mínimas de la IAFF -sólo cuatro saltadores de longitud en el mundo han pasado este año de los 8,16m que piden para participar, como ejemplo más paradigmático-. Si a eso se añade el contexto de crisis del atletismo nacional, el resultado es un equipo familiar de ocho atletas con Beitia como mejor opción de que España vuelva a las medallas después de regresar de vacío de Estambul hace dos años -un quinto puesto del relevo fue lo más destacado-. Sólo dos mujeres sin mucha experiencia, la rusa Maria Kuchina (2,01m) y la polaca Kamila Stepaniuk-Licwinko (2.00m) se imponen en su camino a la tercera medalla en esta competición tras las de 2006 y 2010, a la espera de lo que haga Vlasic esta tarde en Praga.

En el segundo escalón se sitúa el sevillano Kevin López, sexto del año en los 800m, con el campeón del mundo Mohammed Aman y los locales Adam Kszczot y Marcin Lewandonski como los más serios obstáculos en el acceso al podio, pero no a su primera final universal tras dos metales continentales en pista cubierta. Con el mismo objetivo, aunque un camino más pedregoso comparecerán en el Ergo Arena la subcampeona europea Isabel Macías y el debutante Adel Mechaal en los 1500m. Será igualmente la primera vez de Toni Abadía en los 3000m. También el lanzador Borja Vivas tiene el reto de meterse en una gran final, un propósito nada fácil pese a los 20,51m lanzados este fin de semana, una mínima tan in extremis como la de Mark Ujakpor en los 400m. Con el peso de la mano ha sido repescada Úrsula Ruiz, que acude a Polonia gracias a la marca conseguida al aire libre la temporada pasada y con pocas expectativas, la misma situación que tiene Jackson Quiñonez en 60m vallas o el relevo 4x400m que obligará a la presencia de Samuel García, Daniel Andujar, Lucas Bua y Pau Fradera como suplente.

Primeras actuaciones:

Viernes 7 10:00 Ruth Beitia
Viernes 7 10:15 Borja Vivas
Viernes 7 10:45 Mark Ujakpor
Viernes 7 12:25 Adel Mechaal
Viernes 7 13:30 Kevin López
Viernes 7 19:35 Isabel Macías
Viernes 7 20:25 Toni Abadía
Sábado 8 10:10 Jackson Quiñónez
Sábado 8 10:15 Úrsula Ruiz
Sábado 8 11:50 4x400m

@Ismael_Prz

 


1 Comentario

    Trackbacks/Pingbacks

    Deja un Comentario