Astana comienza mandando




El equipo kazajo vence con autoridad en la atípica crono por equipos inaugural de la Vuelta a España

Janez Brajkovic, maillot rojo de la Vuelta. Foto: Antoine Blondin (CC)

Janez Brajkovic, maillot rojo de la Vuelta. Foto: Antoine Blondin (CC)

Flotando sobre el mar y luego sobre el asfalto, el Astaná comandado por Nibali batió todos los registros y se llevó la primera etapa de la Vuelta a España 2013 en la contrarreloj por equipos disputada entre una batea situada en Vilanova de Arousa y el club náutico de Sanxenxo de 27 kilómetros. Los kazajos partían como ‘outsiders’, ya que los principales favoritos eran el Omega Pharma encabezado por Tony Martin y el Radioshack liderado por Fabian Cancellara, pero el trabajo de Astana fue inconmensurable y lograron aventajar en diez segundos a los estadounidenses y en dieciseis a los belgas.

Sobre una plataforma de metacrilato sobre una batea que, pese a servir habitualmente para pescar mejillones, hoy se usó como plataforma de salida, se lanzó la carrera. El primer equipo que entró en competición fue el NetApp alemán, comandado por los checos Barta y Konig y el español De la Cruz. El conjunto teutón está en la Vuelta gracias a una invitación y desde el primer metro demostraron que se podía contar con ellos para próximas ediciones. Su rendimiento fue excelente y rompieron todos los pronósticos sobre su resultado, ya que batieron a equipos especialistas en esta modalidad como BMC o Orica GreenEdge.

El tiempo del NetApp fue el mejor durante el primer tramo de carrera hasta que Tony Martin y el Omega Pharma hizo de las suyas y pulverizó el tiempo de los germanos. El equipo de Lefrevre superó en diecinueve segundos el registro del NetApp y estuvieron en la “silla caliente” durante mucho tiempo. Los cronos iban llegando y tan solo el Sky, que se quedó a cuatro segundos de los belgas, estuvieron cerca de superarles. Garmin, uno de los candidatos a la victoria, protagonizaron la gran decepción con un pírrico tiempo que les colocó a más de 1:20 de Omega Pharma.

El equipo de Lefevre era feliz hasta que la locomotora Cancellara encendió su motor y arrastró consigo a los vagones del Radioshack. El suizo realizó un tramo final potentísimo que permitió que el conjunto norteamericano batiese el tiempo del Omega Pharma y se colocase líder con 31:09, siete segundos mejor que los belgas. Cancellara ya se veía con el maillot rojo pero un avión de color celeste venía más atrás. Movistar no consiguió superar el tiempo del Radioshack, lo que fue un alivio para el helvético y compañía.

La sonrisa de Cancellara se tornó en un gesto serio cuando, antes de lo previsto, una mancha cian apareció al fondo. Era el Astaná, encabezado por Nibali, que venía batiendo todos los registros. El italiano cedió la primera plaza y, a la postre, el maillot rojo al esloveno Brajkovic, en un gesto de compañerismo, ya que el nuevo líder de la Vuelta acaba contrato este año y aun no tiene oferta de renovación.

Nibali ya pone tierra de por medio con otros favoritos a la general. El ‘Tiburón de Sicilia’ aventaja en 22 segundos a los colombianos del Sky Henao y Urán, en 29 a Valverde, en 32 a Kreuziger, 59 a Purito y 1:14 a Samuel Sánchez.

LA ETAPA DE MAÑANA: PONTEVEDRA-MONTE DA GROBA

Primer final en alto de esta Vuelta a España en la segunda etapa. Pese a ello, no será una jornada con excesiva dificultad, salvo por la ascensión a mitad de recorrido del puerto de tercera categoría del Alto de San Cosme. En la turística localidad pontevedresa de Baiona comenzará el Monte da Groba, una ascensión de once kilómetros con un desnivel medio del 5,6% y con picos del 10% que harán diferencias entre los aspirantes al maillot rojo.

2_perfil


Deja un Comentario